La obra registra un 70 por ciento de avance.

“Este centro es único en la provincia" resaltó Bordet y explicó que "va a permitir generar acciones terapéuticas en jóvenes con distintos niveles de complejidad". "Es algo que realmente necesitaba la provincia para poder tener una política clara y definida en este sentido”, subrayó el mandatario en compañía de la ministra de Desarrollo Social, Laura Stratta.

"Es una obra que se hace en Paraná, que tiene un alto impacto en la ciudad, pero también en toda la provincia", destacó en ese sentido Bordet y valoró que dicho centro brindará un "abordaje integral destinado a los jóvenes con distintos grados de complejidad con todo lo que se requiere, desde lo psicológico, desde lo educativo, desde la contención terapéutica”; y confirmó que será "de referencia".

En ese marco, Bordet se mostró “muy contento porque esto genera políticas de salud, políticas de inclusión y también permite trabajar con sectores que son muy vulnerables en nuestra sociedad, ya que hasta el día de hoy no tenemos una forma de poder realizar esta tarea que a veces se efectúa como consecuencia de una acción; y lo más importante es que se puede realizar como prevención”.

"El avance de obra es de más del 70 por ciento, y ya se trabaja sobre la última etapa", confirmó Bordet y contó que "en paralelo estamos armando un gran equipo de trabajo interdisciplinario con nuestros recursos humanos para que una vez que esté terminado automáticamente esté funcionando”.

También subrayó que “este centro es único en la provincia, son muy pocas provincias en la Argentina que tienen un centro de estas características, y representa para Paraná y para los entrerrianos una gran posibilidad, un salto cualitativo en materia de salud mental”.

Resaltó, además, que el centro se construye “el 100 por ciento con fondos del tesoro provincial, como lo es el 95 por ciento de la obra pública que hay en la provincia. Estamos haciendo un gran esfuerzo insumiendo fondos del tesoro para tener obras que mejoran la calidad de vida de la gente”.

El vicegobernador Adán Bahl expresó que “con el gobernador tenemos un compromiso inaplazable: la lucha contra el narcotráfico y el narcomenudeo, empezando por Paraná, que tiene ser la capital que necesitamos, sana y segura”, dijo Bahl.

Y agregó: “el centro es una respuesta concreta a la necesidad de muchísimas familias de la ciudad de Paraná que hoy están sufriendo el flagelo de las adicciones y es el Estado provincial el que se está haciendo cargo de esta problemática que destruye a tantas familias", enfatizó Bahl, al tiempo que dijo: "Es el sistema público de salud que se ocupa del problema de las adicciones de los jóvenes y adolescentes, y la inversión para crear un lugar de referencia para las familias en este tema que está rodeado de tanto sufrimiento”.

También estuvo presente la esposa del gobernador, Mariel Ávila; la ministra de Salud, Sonia Velázquez; y los ministros de Economía, Hugo Ballay; y el de Planeamiento, Luis Benedetto. Acompañaron también la recorrida la presidenta del Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (Copnaf), Marisa Paira, y el secretario de Planeamiento, Marcelo Richard.

El centro

El Centro de Salud Mental de Abordaje Integral de Adolescentes dependiente del Ministerio de Salud es el primero en su tipo en la provincia. Se estableció en el marco jurídico de la ley Nacional de Salud Mental 26.657, y a través de la resolución 1876/16.

La ministra Sonia Velázquez, detalló: “Nuestra expectativa es que este centro de respuesta a una demanda insatisfecha como es el abordaje interdisciplinario integral en salud mental en la franja etarea entre 14 y 18 años en problemáticas prevalentes como el consumo de sustancias, suicidios, depresión, psicosis, trastornos de ansiedad y conducta, que se presentan cada vez a edades más tempranas”.

El espacio contiene dos propuestas asistenciales, por un lado el abordaje ambulatorio con consultorios de psicología, psiquiatría, trabajo social, terapia ocupacional y acompañamiento terapéutico para abordajes individuales y grupales interdisciplinarios de salud mental. Por el otro, dispone de seis habitaciones compartidas con cuatro camas, baño privado, sector para compartir, área de cocina y comedor dispuestos para alojar a los jóvenes que se encuentren con dificultades en la contención sociofamiliar o que por su cuadro requieran de un espacio físico para que puedan vivir durante un tiempo y entrenen sus habilidades de autonomía.

Por su parte, el director de Salud Mental y Adicciones, Carlos Berbara indicó: “La demanda estimada sería de 600 consultas mensuales teniendo en cuenta los servicios de salud mental de los hospitales Materno Infantil San Roque y San Martín, la Casa del Joven y el Centro Huellas. En cuanto al personal se prevé que para su funcionamiento contará con aproximadamente 100 agentes, entre los diferentes perfiles profesionales y el recurso humano dedicado a tareas complementarias”.

Se inscribe esta obra en un predio de 23.000 metros cuadrados, de los cuales 5.000 serán cubiertos. Está proyectada en una sola planta con espacios modulares definidos, construyéndose un área de servicio ambulatorio con consultorios externos para psiquiatría, psicología, clínica médica, nutrición y servicio de guardia.

Contará además con un área equipada para internaciones breves, que estará destinada a pacientes que puedan sufrir una descompensación, sector que se ubicará próximo a la guardia por los cuidados intensivos que pueda necesitar.

Está previsto que en una primera etapa de seis meses, se desarrollen actividades asistenciales en salud mental de los adolescentes con abordaje interdisciplinario, tanto individuales como grupales que contempla consultorio de psicología, psiquiatría, trabajo social, terapia ocupacional.

En tanto, en una segunda etapa, se podrá trabajar en los espacios de talleres, ocupacionales terapéuticos y de oficios (Deportivos, Culturales, Educativos y Oficios – talleres de cocina, Informática, Teatro, Música, Futbol, Básquet, etc.), como así también desarrollar los espacios de los dispositivos sociosanitarios de inclusión habitacional que consiste en alojamiento asistido de adolescentes, y no en internación.

La delimitación de esta franja etaria es por la edad límite de abordaje del hospital Materno-Infantil San Roque (14 años y 11 meses) y la edad de recepción en el hospital San Martín y hospital Escuela de Salud Mental, mayores de 18 años.
00:00
00:00