En un nuevo encuentro con autoridades locales y departamentales, el ministro de Planeamiento, Luis Benedetto evaluó la evolución de “las tareas para esta mega obra que protegerá al casco urbano de la ciudad y permitirá mitigar los flagelos que afectan a los vecinos debido al cambio climático”.

“Desde inicios de gestión, nuestro gobernador ha definido este plan de defensa contra inundaciones como un prioridad para la seguridad física y la tranquilidad de los entrerrianos”, agregó el funcionario, quien destacó además: “Estas obras reflejan, no solo una decisión política de mejorar las condiciones de vida de cada ciudadano, sino también los buenos resultados que atañen al trabajo articulado entre los distintos niveles gubernamentales”.

Asimismo, Benedetto mencionó la importancia que “este tipo de proyectos tienen en la planificación para una Entre Ríos productiva, que cuente con el fortalecimiento estructural que las comunidades precisan para el desarrollo y crecimiento local”.

Por su parte, el secretario ministerial de la cartera, Marcelo Richard, brindó detalles de tenor técnico respecto a la defensa que “en este caso particular, difiere mucho del resto de las obras que venimos concretando en la provincia, ya que los trabajos implican un abordaje territorial distinto por las características geográficas de la zona y permitirán recuperar espacios que se volcaran luego al desarrollo de la ciudad”.

Seguidamente, el funcionario explicó: “El proyecto prevé además tareas en materia de salud, como una planta de tratamiento de los efluentes cloacales, y de conectividad vial, como el nuevo acceso que tendrá esta localidad”.

“Hemos cerrado el anillo de defensa que nos ha permitido proteger a la población de los efectos climáticos tan propios en nuestra zona” celebró el intendente de Villa Paranacito, Gabriel García, y continuó: “Junto con esta obra emblemática que marcara un antes y un después para la ciudad, también se han ejecutado tareas de defensa en cuatro barrios de la ciudad enmarcadas en el plan de emergencia del Ministerio de Planeamiento, que han resguardado a los vecinos de las últimas 15 sudestadas en lo que va del año”.

A su momento, el senador provincial por el departamento de Islas, Daniel Olano, señaló la productividad de “este tipo de jornadas que en compañía del ministro Benedetto y el secretario Richard, reflejan la voz del gobernador en clara muestra de apoyo a nuestras localidades”.

“Esta mega obra, por ejemplo, es la fiel muestra del compromiso asumido por la gestión de Bordet brindando solución a los problemas de inundación y dando respuesta así, a lo que desde un principio era demanda y anhelo de todos los vecinos en esta localidad” manifestó el legislador, y finalizó: “Tenemos como horizonte de trabajo articulado con los intendentes actuales y los que asumirán próximamente, contando siempre con la atención y predisposición de las autoridades del Ministerio de Planeamiento”.

Cabe destacar que por decisión de gobernador, desde el gobierno provincial se llevaron adelante trabajos preliminares de terraplenes y alteos que se sumarán al proyecto integral y que fueran ejecutados con fondos provinciales por un total de 15 millones de pesos.

Durante la recorrida de obras, estuvieron presentes, la diputada provincial, Carmen Toler; el titular del Instituto Autárquico de Planeamiento y Vivienda, Marcelo Casaretto; la intendenta de Ceibas, Sabrina Olano; el vice intendente electo por Islas del Ibicuy, Luciano Tramontin y los titulares de las direcciones provinciales de Hidráulica, Carlos Víctor y de Obras Sanitarias, Sergio Pascual.

Detalle de obra

Los trabajos para la defensa contra inundaciones en la localidad de Villa Paranacito consisten específicamente en la construcción de una contención de 3.200 metros perimetrales que brindará protección al casco urbano.

La traza del terraplén consiste en un anillo de 6,5 kilómetros que encierra prácticamente la totalidad de la población, que se suma a los terraplenes provisorios realizados por el municipio y los vecinos. Además, la obra complementa una estación de bombeo de los excedentes pluviales internos y una planta de tratamiento de efluentes locales con sus correspondientes lagunas.

A fin de iniciar los trabajos previstos en el anteproyecto, la provincia en coordinación con el municipio, invirtió recursos para la ejecución de terraplenes previos que se realizaron en 2017 respetando la traza de la defensa prevista. Estos trabajos de complementarios de movimiento de suelo y dragado, fueron fundamentales para el posterior desarrollo de la obra civil y de ingeniería que se lleva a cabo actualmente.

Una vez concluidas las tareas, que prevén un plazo de ejecución de 24 meses, el 90 por ciento del casco urbano de la localidad completamente defendido contra las inundaciones, unas 410 hectáreas son las que se protegen.

(Prensa Ministerio de Planeamiento, Infraestructura y Servicios)