El Ministerio de Salud, a través del Programa de Infecciones Respiratorias Agudas Bajas (IRAB), implementa la Campaña de Invierno como una estrategia integral de salud pública orientada a disminuir el impacto de este tipo de patologías en la población, priorizando los grupos más vulnerables. En este marco se busca asegurar calidad, continuidad, oportunidad y accesibilidad a la población.

Desde el Área Niñez de la Dirección Materno Infanto Juvenil, recordaron las medidas preventivas para evitar la transmisión viral y limitar el impacto de las infecciones respiratorias, especialmente en niños. En este marco, se informaron también los horarios extendidos en hospitales y centros de salud de Paraná en servicios pediátricos.

Para dar respuesta prioritaria a la demanda se reorganizaron y reforzaron los recursos a fin de brindar un sistema diferenciado de las enfermedades respiratorias en efectores de salud de los distintos niveles. Allí se priorizan grupos vulnerables con síntomas respiratorios y se establecen las Salas de Internación Abreviada (SIA) o postas para menores de seis años con IRAB durante 96 días de la campaña (que se extiende desde el 28 de mayo al 31 de agosto de 2018).

Ante la aparición de síntomas, el grupo de pacientes priorizado debe consultar al establecimiento sanitario más cercano a su domicilio, ya que la mayoría de los cuadros pueden ser abordados de forma ambulatoria y no requieren internación.

Refuerzo en postas respiratorias

En la ciudad de Paraná, en todos los centros de salud se atiende en horarios habituales y, en los Centros de Referencia Regional (CRR) y hospitales, funcionan las SIA o postas respiratorias para reforzar el servicio en horarios de alta demanda.

Los equipos de salud propician que el paciente tenga un seguimiento garantizado hasta la resolución del cuadro. De este modo, la mayoría de los niños podrán ser atendidos en el Centro de Atención Primaria de la Salud (CAPS) más cercano a su domicilio, siendo referenciados a efectores de mayor complejidad en caso de que la patología así lo amerite, consultando en CRR u hospitales.

En los CRR Arturo Oñativia y Ramón Carrillo, el refuerzo de la atención se extiende de lunes a domingo, de 14 a 22, mientras que en el hospital Domagk es de lunes a domingos de 16 a 22.

Finalmente, se indicó que el hospital San Roque atiende las 24 horas, todos los días durante las 96 jornadas de la Campaña; con refuerzo de atención mediante posta respiratoria de lunes a viernes de 12 a 23, y los sábados, domingos y feriados de 8 a 24.

Medidas preventivas

Los cuadros más frecuentes de enfermedades respiratorias son las infecciones altas (entre las que encontramos resfrío, faringitis, otitis y sinusitis). Pero los cuadros de mayor relevancia son las infecciones bajas (como la bronquiolitis, síndrome bronquial obstructivo, bronquitis, neumonía).

Desde el equipo técnico del Área Niñez de la Dirección Materno Infanto Juvenil recordaron que para evitar la transmisión viral y limitar el impacto de estas patologías es fundamental el cuidado familiar y comunitario. Para esto se recomienda:

• Lavado frecuente de manos con agua y jabón (y únicamente en caso de que el jabón y el agua no están disponibles, limpiar las manos con el desinfectante que contenga por lo menos el 60% alcohol).
• Cubrir la boca y la nariz al toser o estornudar (con un pañuelo o papel descartable o usando el pliegue interno del codo, para no diseminar partículas infectadas en el ambiente) y lavarse las manos inmediatamente.
• Tirar a la basura los pañuelos descartables inmediatamente después de usarlos.
• No compartir cubiertos, vasos ni bombillas.
• Ventilar bien la casa cuando sea posible.
• No fumar dentro del domicilio u otros espacios cerrados.
• Limpiar las superficies con agua y detergente o jabón, o alcohol al 70%
•Evitar estar en contacto estrecho con personas que están enfermas con Infecciones Respiratorias Agudas.
• Alimentar a los bebés exclusivamente con lactancia materna hasta los 6 meses, incorporando a partir de esa edad alimentos complementarios adecuados.
• Evitar la anemia manteniendo alimentación adecuada en todas las edades y suplementos de hierro profiláctico, según indicación médica (principalmente en niños menores de 2 años).
• Acostar a los niños menores de un año boca arriba para dormir. Además, se puede compartir la habitación con ellos pero no la cama y se debe procurar no sobreabrigarlos.
• Mantener completo y actualizado el esquema de vacunación. En este sentido se recordó que en la población pediátrica deben recibir la vacuna antigripal los niños de seis a 24 meses (sin necesidad de orden médica) y los niños mayores de dos años pertenecientes a grupos de riesgo (enfermedad respiratoria o cardíaca crónica, insuficiencia renal crónica en diálisis, inmunosupresión, enfermedades oncológicas, trasplantes, obesidad marcada, diabetes, desnutrición severa, otros) con orden médica. Además deben ser vacunados contra neumococo a los dos, cuatro y 12 meses, así como niños con factores de riesgo.
• Se debe cumplir el aislamiento domiciliario de los pacientes con infecciones respiratorias según indicación médica, para evitar contagiar a otras personas vulnerables.
• No automedicar al niño. No darle aspirinas ni té de yuyos.
• Si el niño presenta fiebre, tos, dificultad respiratoria (hunde costillas o infla la panza al respirar, tiene chillido o silbido), le cuesta alimentarse y/o dormir se debe consultar precozmente al centro asistencial más cercano.