En la ocasión, analizaron las distintas alternativas y potencialidades que ofrece la provincia para este emprendimiento, habida cuenta de la ubicación estratégica de Entre Ríos. En este sentido, se definió que el primer paso sería analizar las posibilidades de generar un mercado a partir del potencial agropecuario que tiene la provincia. El otro punto valorado fue el lugar estratégico, competitivo y comparativo.

En este sentido, se consideró que los países como Brasil, Rusia, Sudáfrica y precisamente India, son grandes demandantes de alimentos y Entre Ríos es una de sus actividades mas productivas y que mayor envergadura tiene en el producto bruto.

El segundo paso sería considerar a la provincia con grandes ventajas para la instalación de esta planta ensambladora de tractores.

Por ello, el secretario de Producción destacó que “se le brindó a los empresarios asiáticos un panorama estratégico, haciendo hincapié en la refuncionalización de los puertos. Fue un primer contacto donde se expusieron los objetivos. La idea de ellos es plantear una línea de financiamiento a bajo costo para aquellos que quieran comprar un tractor hindú, que hoy se importan, pero también se planteó que en el mediano plazo puedan instala la ensambladora”.

“Es una firma muy importante –señaló el secretario- con su sede central en Nueva Delhi con 5 mil empleados. Nos invitaron a conocerla pero pusimos como primer meta dar a conocer localmente a la empresa para generar un mercado que en el futuro los decida a instalar su fabrica en Entre Ríos”.

Al explicar cuáles serían las próximas etapas a cumplimentar por parte del Gobierno, Gabás indicó que “se estudiarán las alternativas para brindar celeridad en lo normativo que es una tarea que compete al estado provincial y vamos a agotar las instancias para romper esas barreras”.

En cuanto a la eventual ubicación geográfica, el funcionario sostuvo que “no se descarta ningún lugar, pero el mismo estará definido a los esquemas tributarios, lo normativo y los mecanismos de habilitación de los municipios”.

La empresa tiene una sede distribuidora en Rosario y también están vendiendo en Neuquén y San Luis.

El proyecto consiste en trabajar con un agente financiero en la provincia para canalizar el crédito porque lo novedoso es que a los tractores importados IMC financia el 100 por ciento a diez años a una tasa de 3,5 en dólares anuales. Actualmente el valor de cada uno es 17.500 dólares puesto en campo, que es un precio sumamente bajo en el mercado