Esta línea de acción llevada adelante desde la Subsecretaría de Políticas Sociales, fue lanzada a principios de año y tiene como objetivo acompañar a las organizaciones que están conformadas y/o sostenidas por mujeres, que tengan como tarea el desarrollo de actividades comunitarias.

En esta oportunidad fueron tres proyectos de la ciudad de Paraná que recibieron aportes de la cartera social para la ejecución de sus propuestas mediante la línea de acción denominada Mujeres Construyendo Poder Popular. Asimismo esta herramienta permite financiar proyectos de organizaciones que, según su objeto, aborden específicamente temáticas referidas a la perspectiva de género y diversidad sexual.

Al respecto, la ministra Laura Stratta señaló: “Pudimos charlar con las mujeres que sostienen estos proyectos, nos emociona saber que detrás de cada una de ellas y de sus iniciativas hay más mujeres organizándose, siendo solidarias, y dejando mucho de sí en pos de sus comunidades”.

“El gobernador Bordet nos convocó desde el principio a trabajar con respeto y el oído atento a las necesidades, escuchando las propuestas de las organizaciones de la sociedad civil y eso es lo que hacemos. A partir de líneas de acción como está, profundizamos las estrategias para consolidar proyectos con perspectiva de género”, remarcó Stratta, quien estuvo acompañada por Julián Froidevaux, subsecretario de Políticas Sociales.

Una de las propuestas, denominada “Ciclo Itinerante de Teatro y Género”, recibió fondos para llevar a cabo obras de teatro en establecimientos educativos secundarios ubicados en barrios periféricos de la capital entrerriana, que generen instancias de debate y reflexión en torno a la problemática de género. Nadia Grandón, quien forma parte de esta iniciativa como integrante del Grupo Asociativo Mujeres Barderas, del Grupo Teatro del Bardo, explicó que el proyecto “intenta llegar a diferentes instituciones educativas, de las zonas más periféricas y vulnerables, que por distintas cuestiones no pueden acceder a bienes culturales y artísticos como las obras de teatro”. Y agregó que se trata de “distintas obras que tratan la cuestión de género, del feminismo a lo largo de la historia que se presentarán en diferentes escuelas“. La propuesta, detalló Grandón, “es un desprendimiento de nuestro equipo de educación por el arte donde, a partir de un hecho artístico, abordamos cuestiones que tienen que ver con derechos humanos, con cuestiones históricas y con diversas temáticas”. Finalmente la artista comentó que “desde hace 20 años venimos realizando el proyecto y nos parece fundamental trabajar con el Estado, generar redes con otras organizaciones para que el arte y el debate lleguen a diferentes sectores de la sociedad”.

Otro de los proyectos que se acompañaron en esta oportunidad, es el denominado “La Educación Popular en Clave de Género”, que tiene como propósito realizar talleres de género, educación sexual integral y salud sexual para las personas que concurren al Complejo Comunitario de Barrio Mitre. En esta instancia de formación se coordinará la producción de textos, entrevistas, fotografías e ilustraciones que, en distintos soportes, den cuenta del funcionamiento del lugar, sus actores e historias de vida y lo que sucede en el barrio. En este sentido, Victoria Basso, perteneciente al Grupo Asociativo Las Sororas Derribando Estereotipos que impulsa el proyecto, indicó que pertenece al INESI (Instituto de Estudios Interdisciplinarios en Comunicación, Educación y Género) “donde trabajamos en tres líneas: Educación, Comunicación y Género y en el que hemos desarrollado una línea de género socio-comunitario, donde junto al complejo del barrio Mitre -que es un centro de referencia en la ciudad- comenzamos a pensar el modo de inserción en cuestiones que tienen que ver con la educación sexual integral, y con género en particular, dentro de los talleres que allí vienen realizando”.

En este sentido, Basso agregó que “la idea es atravesar esas experiencias que ya vienen funcionando desde la perspectiva de género para tratar de pensar en igualdad, en relaciones más saludables que debemos tener como sociedad, y para incorporar temáticas sobre educación sexual integral que demanden quienes asisten allí”. En esa línea, explicó que la idea “es producir material con información sobre la temática para que se distribuya en el barrio y tenga inserción en la comunidad”. Finalmente, Basso aseguró que “todas estas acciones serían muy difíciles sin el acompañamiento del Ministerio de Desarrollo Social, ya que los costos de producción son elevados”.

El Grupo Asociativo Empoderadas está conformado por mujeres del barrio Los Hornos de Paraná, que desde el año 2016 están desarrollando una tarea solidaria a través de la puesta en marcha de un merendero y comedor para las niñas y niños en situación de vulnerabilidad social. Paola Elisa Silva es una de las integrantes de este grupo quien comentó que en la actualidad concurren al comedor alrededor de 100 niños y que, en ese marco, tuvieron la posibilidad de realizar actividades de recreación y contención para los mismos. Mediante este proyecto denominado Mujeres Solidarias, Paola indicó que “hoy recibimos el aporte para el merendero Los Hornitos: con esta ayuda compraremos un horno, ollas, tazas, etc.” para concretar el anhelo de fortalecer el espacio de merendero solidario a través de la incorporación de estas herramientas. Posteriormente, Silva agregó que “el Ministerio siempre nos recibe y nos acerca mercadería; estamos muy emocionadas con este aporte que es para asistir a los chicos que más lo necesitan”.