Este lunes comenzará el dictado de clases en su sede, de Tucumán y Cervantes, tras la finalización de las obras refacción y reparación.

“Es una satisfacción que se encuentre terminada la obra de la escuela Rivadavia y pueda comenzar las actividades en su sede”, resaltó la presidenta del Consejo General de Educación, Marta Irazábal de Landó, quien destacó el trabajo “de las cuadrillas que durante el fin de semana trabajo haciendo la mudanza para que todo esté en condiciones”.

También se mudó la escuela secundaria de adultos, Máximio Victoria que funciona en el mismo edificio que la Rivadavia y estaba dictando clases en la Centenario.

Además, las cuadrillas realizaron la limpieza y orden en el edificio. Este trabajo se realizó coordinado con la comunidad educativa de la institución encabezado por la directora, Alicia Borghello; la directora de Planificación de Infraestructura y Equipamiento Escolar del CGE, Ana Abreu y el coordinador de Planeamiento de Infraestructura del CGE, Pablo Chapado.

Colaboraron en la mudanza vehículos, del Servicio Penitenciario y la Dirección de Hidráulica.