Luego de dos meses de intenso trabajo en vacunatorios de toda la provincia, el viernes 30 tiene su cierre formal la campaña nacional de seguimiento contra el sarampión y la rubéola por la cual los chicos entre los 13 meses y menores de cinco años reciben una dosis de refuerzo de la vacuna triple viral. Entre Ríos cuenta con 85.204 chicos incluidos en esta instancia, de los cuales han recibido su dosis 68.275, por lo que el Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) enfatizó que los 16.929 restantes todavía están a tiempo de asistir a los 389 vacunatorios de hospitales, centros de salud y Centros Integradores Comunitarios (CIC) para recibir la dosis correspondiente.

La responsable del PAI, Albana Gavini, detalló: “Si bien este viernes culmina formalmente la campaña nacional contra el sarampión y la rubéola, en los vacunatorios de toda la provincia se seguirá colocando la dosis de refuerzo hasta el 17 de diciembre”, y recordó que se trata de una dosis extra, aplicada en forma independiente al calendario regular. Gavini agregó que Concordia y San Salvador tendrán sus propios cierres de campaña el sábado 1 de diciembre, sumándose a las acciones de salud locales organizadas por el Día Mundial de Lucha contra el VIH/SIDA.

Los últimos datos de inmunizaciones provistos al PAI indican que, a nivel provincial, se han aplicado 68.275 dosis de la vacuna triple viral, con las que se alcanza una cobertura del 80 por ciento de la población prevista al inicio de la campaña. Al observar en detalle las vacunas aplicadas por cada departamento, se observa que tanto Paraná (con un avance del 74 por ciento) como Concordia y Uruguay (ambos con 72 por ciento) son los que se encuentran más atrasados respecto de la meta del 95 por ciento.

Cabe recordar que en Argentina se logró eliminar la rubéola y el síndrome de rubéola congénita en el año 2015 y el sarampión en 2016, y para sostener este estatus es que se deben alcanzar coberturas iguales o mayores al 95 por ciento en la población objetivo.

Por lo tanto se recuerda a los padres que los 389 vacunatorios habilitados por el Ministerio de Salud en hospitales, centros de salud y Centros Integradores Comunitarios (CIC), cuentan con las dosis previstas por la campaña.

Alcance de la campaña a la fecha

Habiéndose aplicado 68.275 dosis (de 85.204 previstas), a nivel global la provincia alcanzó un 80 por ciento de la meta de cobertura. Al observar los datos por departamento se observa que esta cobertura es dispar, siendo más complicado alcanzar los objetivos en las poblaciones más grandes.

En San Salvador y Tala (ambos con el 97 por ciento de avance) se superó la meta prevista; mientras que en Islas del Ibicuy y Victoria (94 por ciento) están cerca de alcanzarla.

En el resto de la provincia se alcanzaron coberturas que en su mayoría oscilan entre el 90 por ciento (Gualeguaychú y Gualeguay) y el 80 por ciento (Nogoyá).

Más alejados de la meta se ubican Paraná, Concordia y Uruguay, los cuales aún registran avances inferiores al 75 por ciento de la meta.
Reflejado en cantidad de vacunas, en Paraná todavía deben aplicarse 6.031 dosis, en Concordia 3.829 y en Uruguay 1.779.

Acerca de la vacuna

La dosis que se aplica durante esta campaña es la triple viral que protege de sarampión, rubéola y parotiditis (paperas). Las tres enfermedades se transmiten por vía aérea, a través de las gotas de saliva que se eliminan al hablar, toser o estornudar o por el contacto directo con cualquier objeto contaminado con esas secreciones de la persona que está enferma.

Se trata de una vacuna que tiene un 99 por ciento de efectividad y genera inmunidad de por vida si se cuenta con las dosis necesarias.
La responsable del PAI, Albana Gavini, señaló que: “Al ser una vacuna a virus vivo atenuado, el chico puede presentar síntomas leves como fiebre, malestar general y dolor en el sitio de la inyección todo lo cual es preferible antes que padecer esta enfermedad”.

El sarampión es una enfermedad viral altamente contagiosa que provoca pequeñas manchas rojas en la piel, fiebre y síntomas respiratorios, además de una importante disminución de la inmunidad, lo que facilita la aparición de otitis, neumonía, convulsiones, encefalitis e incluso la muerte.

La rubéola se caracteriza por la presencia de fiebre, erupción en la piel y ganglios agrandados (principalmente en el cuello y detrás de las orejas). Cuando una mujer embarazada susceptible se expone al virus puede llevar a muerte fetal y neonatal y al síndrome de rubéola congénita con graves malformaciones en el recién nacido que producen sordera, ceguera y cardiopatías congénitas.

Al igual que el sarampión y la rubéola, las paperas son de origen viral y es una enfermedad que se caracteriza por inflamación de las glándulas parótidas (glándulas salivales). En casos graves, las paperas pueden afectar el sistema nervioso central, el páncreas, los testículos y ovarios y provocar orquitis (inflamación testicular), pancreatitis y encefalitis.

(Prensa Ministerio de Salud)