El gerente Técnico del IAPV, Américo Valente, indicó que “lo primordial es limpiar los líquidos cloacales y colocar las bombas, lo que va a permitir solucionar el problema. Después se procederá a realizar el mantenimiento del biodigestor que, si bien no es responsabilidad del IAPV, lo asumiremos nosotros en este período de transición hasta el cambio de gobierno municipal, cuando podamos acordar las condiciones con la próxima gestión”.

“El IAPV, sin tener la responsabilidad directa, se está haciendo cargo del problema atendiendo a la situación de las familias que viven en ese barrio y que han sufrido dificultades este fin de semana”, aseguró.

Además, desde el IAPV agradecieron la colaboración del Municipio de Colonia Avellaneda, que puso a disposición los medios para la ayuda inmediata con el fin de solucionar en parte los problemas ocasionados.

Valente indicó que el proyecto original de este barrio “que contenía una estación elevadora y la conexión a la red cloacal de Paraná, que debió ser reformulado por una solicitud de la municipalidad, a través de Obras Sanitarias que exigió el cambio de la obra hacia un biodigestor. La repartición ejecutó la obra de acuerdo a los requisitos y exigencias del municipio”.

“Hace un año se entregó la obra con una empresa subcontratista de la UTE que tenía a su cargo los trabajos. Hizo la instalación de la planta y la tuvo en garantía durante ocho meses, en dicho período la planta funcionó adecuadamente con el tratamiento de los líquidos cloacales”, explicó.

Valente sostuvo que “desde el momento del acto de entrega de las unidades habitacionales, del cual participó el propio intendente de Paraná, el Municipio no hizo la recepción definitiva de la obra a efectos de garantizar el normal funcionamiento del biodigestor. En consecuencia, vencido el plazo de garantía de la empresa proveedora, no se realizó el correcto mantenimiento lo que derivó en una sedimentación en el tramo de ingreso al biodigestor”.

Por este motivo, el Directorio instruyó a la Gerencia Técnica para contratar camiones cisterna, encargados de eliminar los líquidos cloacales en el día de la fecha.

“Los problemas en la planta, ocasionaron que se quemaran las bombas, que están siendo reparadas por parte de la empresa y estarán en condiciones de instalarse este miércoles”, señaló.