También mencionó el cómo se abordará el tratamiento del presupuesto nacional 2019

En cuanto a las paritarias salariales, Ballay sostuvo que "más allá de que fueron varias las reuniones con los distintos gremios, creo que la provincia y los gremios que representan a los trabajadores provinciales llegamos a un acuerdo que es de los mejores que han firmado distintas provincias.

“Acordamos un aumento del 19 por ciento a pagar en tres tramos: un 8 por ciento en marzo, 9 por ciento en julio, y 2 por ciento en septiembre. Es decir, para julio tenemos que otorgar otro incremento para llegar al 17 por ciento, con lo cual estaríamos todavía por sobre los valores inflacionarios, pero fundamentalmente también quedamos de acuerdo con los gremios que en septiembre se hará una nueva reunión.

“Obviamente, y no solamente porque quedó expresado en el acta paritaria, sino porque el gobernador lo menciona permanentemente que ningún trabajador entrerriano cobrará menos que la inflación real del año, como ya lo hicimos a principio de año cuando reconocimos la diferencia de la inflación de 2017 respecto a los incrementos otorgados ", recordó.

Recaudación

Mencionó el trabajo que se viene realizando en torno a “una modificación en la que se hizo un sistema progresivo que no existía en ingresos brutos. Hoy calificamos a las empresas para cobrar distintas alícuotas, dependiendo del tamaño de la empresa”.

Se refirió además a las medidas que alcanzan al sector comercial, micro y pequeño comercio, que están al día. “También se dispuso una disminución de alícuota que beneficie al que está al día. Además, e independientemente que por la realidad económica financiera hay comercios con dificultades, se otorga un plan especial de pago con quita de intereses de multa para que se pongan al día aquellos que tenían alguna deuda y así poder obtener esa baja de alícuota. Todo esto son cosas que obviamente hay que trabajarlas en función de sostener una recaudación y ampliando la base imponible", detalló.

Dijo luego que "la baja de actividad todavía en la recaudación no se nota demasiado por el alto grado de inflación. Cuando uno compara pesos con pesos, no se nota esa baja de actividad porque los pesos que entran, más allá que el valor sean distintos por la inflación, son mayores por el efecto del incremento de los precios". No obstante, indicó que "en la recaudación de junio se está notando la baja y estamos previendo para el segundo semestre una baja significativa, fundamentalmente, en la recaudación de impuestos que están relacionadas con el consumo", agregó.

En otro orden, el ministro de Economía comentó la caída de la proporción de pago del impuesto inmobiliario urbano y automotor. "Esto es muy sencillo el cálculo. Cualquier familia pone sobre la mesa todos los servicios que tiene que pagar, y seguramente inicia el pago por aquello que le cortan como es la energía eléctrica o el gas, y queda para último los tributos. Esto es una realidad y es priorizar para lo hoy alcanza un salario", sostuvo.

Transferencias de fondos y presupuesto

Más adelante, se refirió a la posibilidad de bajar las transferencias no automáticas a las provincias, es decir, lo que está por fuera de la coparticipación. Hoy es el 0,8 por ciento del PBI y se prevé reducirla al 0,2. “Independientemente de los miles de millones, es reducirlo cuatro veces. Esto es lo grave. No importa el monto. Pero si de 100 pesos, sólo vendrán 25, nosotros tenemos que estar muy atentos. En eso estoy absolutamente seguro de la posición del gobernador Bordet será la de defender los derechos que son de todos los entrerrianos”, subrayó.

En cuanto a cuál será la postura de la provincia frente al tratamiento del presupuesto nacional 2019, indicó que “este miércoles tuve un encuentro con el gobernador, que había vuelto de una reunión con algunos de sus pares, y la idea es trabajar desde ya en lo que va a ser el proyecto de Presupuesto 2019, porque él entiende que lo mejor sería poder llegar a aprobar esa herramienta que es vital para el gobierno nacional”.

Sin embargo, adelantó que la postura es “hacer fuerte la presencia de cada una de las provincias o que la variable de ajuste no sean exclusivamente las provincias. Por eso es que seguramente a partir de la semana que viene distintos ministros de algunas provincias empezaremos a trabajar y a tomar contacto con el gobierno nacional”.

Sobre dicho Presupuesto, advirtió que “hasta ahora solamente lo que conocemos es la posibilidad o variable directa que es la reducción básicamente en los viene de capital, es decir la obra pública que viene a las provincias y algunas variables en los programas de desarrollo social y de salud”.

En cuanto al posible recorte al financiamiento a las cajas previsionales por parte de la Nación, de lo cual se habló en algunos medios, dijo: "Entendemos que no, porque justamente en eso estamos trabajando con un cierto grado de avance con el Anses, esto es en el reconocimiento del déficit 2017. Pero más allá de eso, también sería dejar de cumplir el propio Consenso Fiscal".

Recordó que "en el Consenso Fiscal fue aprobado hace muy pocos meses por la Legislatura y estamos hablando de una ley nacional acompañada por leyes de cada una de las jurisdicciones provinciales”, por lo que de ser así “prácticamente se dejaría de aplicar. Además, volveríamos nuevamente a esta inequidad de algunas provincias mejor que otras, porque solamente 13 provincias sostenemos el sistema de previsión y las otras lo han cedido al Anses". Por eso, a su entender, el recorte previsional “no es una variable de ajuste ni de negociación frente al análisis del Presupuesto 2019".

En ese marco, reiteró que “seguramente las partidas que se discutirán en el Presupuesto van a ser básicamente la distribución de la obra pública y los programas sociales y de salud”.

En el caso de dichos programas, precisó que “antes eran atendidos en un 80 por ciento por el gobierno nacional y 20 por el gobierno provincial; pero actualmente es inverso: 60 por ciento el gobierno provincial y 40 por ciento el nacional. Creo que por ahí van a venir seguramente la reducción de partidas”.

“De hecho nosotros hace dos meses aproximadamente ya hicimos una reunión de trabajo con ambas ministras para readecuar nuestras partidas presupuestarias, porque sinceramente está la sensibilidad del gobernador de que no va a dejar de atender una demanda social o un problema de salud, agravado por la situación de que son cada vez más los demandantes de salud y de desarrollo social", concluyó.