Con un presupuesto oficial mayor a los 1,5 millones de pesos, el jefe del zonal de Arquitectura de Paraná ciudad, Néstor Schierano, junto a la directora técnica Administrativa del organismo provincial, Carolina Franco, abrieron las tres ofertas que se presentaron para los trabajos en la casa de calle Corrientes, esquina Colón, donde se ubica la Dirección General de Recursos Humanos.

“Este edificio, declarado patrimonio histórico de la provincia, hoy presenta algunos inconvenientes de filtración de agua y humedad que requieren de manera urgente una intervención”, explicó el jefe del zonal. De manera que, “los trabajos que apuntan a reparar la cubierta de techos, entre otras tareas, evitaran el avance del deterioro sobre la estructura en general, garantizando a su vez la seguridad del personal al resguardar la instalación eléctrica de la humedad”, detalló Schierano.

Por su parte, la directora técnica de Recursos Humanos, manifestó: “Esta es una obra más que necesaria, atendiendo que se trata de un edificio antiguo, construido en el año 1919, y que el paso del tiempo ha afectado las instalaciones”.

“La Dirección funciona en esta casa desde 1983, a la fecha contamos con poco más de 40 empleados que cumplen sus tareas en estas oficinas, y siendo el órgano rector que se encarga de los recursos humanos, tenemos el manejo de todos los legajos de la administración central de la provincia, por lo que las filtraciones ponen en riesgo el archivo”, profundizó Franco.

Por último, la funcionaria celebró la licitación: “Esperamos se resuelva favorablemente"

Detalle de obra

El edificio fue construido como vivienda familiar, contemplando local de sastrería, en 1919 a pedido del sastre de profesión Domingo Nanni, siendo edificado por Miguel Brollo en base al proyecto del arquitecto Fóscolo Bertellotti.

Hacia 1950 la propiedad fue vendida a Agua y Energía de la Nación, y a partir de 1983 comenzó a funcionar en sus instalaciones la Dirección General de Personal de la Provincia.

El edificio, que desde 2003 fue declarado patrimonio histórico y cultural de los entrerrianos, se estratifica en dos plantas que consolidan la esquina de calle Corrientes y Colón.

Actualmente se observan problemas de filtración de humedad en parte de la planta alta, además de baldosas sueltas y embutidos pluviales rotos o descalzados por donde ingresa el agua de lluvias a la estructura, comprometiendo paredes, cielorrasos e instalación eléctrica ante los agentes climáticos adversos a los que se suman el movimiento permanente por el alto tránsito vehicular sobre ambas arterias.

De esta manera, y con un plazo de ejecución de 90 días corridos, la obra contempla, principalmente, el cuidado del interior, mediante la refacción de la cubierta que incluye su correspondiente impermeabilización. Además, se realizará un nuevo hormigón alivianado con juntas de dilatación y reparación de cielorrasos y revoques en las zonas afectadas.