Así lo explicó el subsecretario de Industria, Pablo Romero, quien detalló: “La aprobación de la planimetría en un área industrial es la instancia final en la competencia que tenemos como Subsecretaría de Industria, dependiente de la Secretaría de Producción, para la aprobación de Proyectos de Parques Industriales para Municipios y Comunas”.



“Esta es la primera acción de este tenor que se hace desde el inicio de Gestión del Contador Gabás al frente de la cartera de Producción, y en lo correspondiente a nuestra tarea esperamos sean muchas más. Incentivamos esto promoviendo e invitando a los municipios a fomentar la creación de parques industriales, que no sólo son el puntapié para llevar adelante políticas de industrialización en nuestra provincia, sino que con ello podemos permitir a las empresas del sector tener un lugar específico que apunte a su desarrollo sustentable, a la mejora de su eficiencia, la generación de empleos genuinos, el agregado de valor de los productos, el cuidado del medio ambiente y la mejora de su productividad; además de la posibilidad de hacerse de beneficios impositivos implícitos en el marco de la promoción industrial”, finalizo el funcionario.



Cabe destacar que los Parques Industriales son predios especialmente diseñados para la radicación de industrias y servicios para la industria, respetando las particularidades locales y regionales, localizados en armonía con los planes de desarrollo urbanos locales. Disponen de infraestructura y servicios comunes, favoreciendo el desarrollo de pequeñas y medianas empresas en el territorio nacional y provincial así como la generación de empleo genuino.



Detalles del avance del proyecto

En septiembre de 2017 se hizo entrega por parte del Ministerio de Producción de la resolución N° 1083 al intendente de Lucas González, mediante la cual se aprobó la constitución del Parque Industrial de dicha localidad, teniendo esta la posibilidad de contar con este predio para radicaciones industriales.



Cabe mencionar que la Ley provincial N° 7.957 y su decreto reglamentario 7358/87, establecen los requisitos y procedimientos que se deben seguir para lograr la autorización del gobierno provincial para la constitución de un parque industrial.



El anteproyecto contó con el apoyo y supervisión técnica del Consejo Federal de Inversiones (CFI), avanzando la obra de tratamiento de efluentes, por lo que solo podrían instalarse allí las denominadas industrias secas, es decir, aquellas que no generan efluentes líquidos.



Entre Ríos cuenta con uno de los regímenes de promoción industrial más competitivos de la Argentina, con exenciones impositivas que van de 15 a 20 años en tributos provinciales y otras facilidades adicionales que contribuyen a la competitividad de la inversión industrial de nuevas empresas o ya radicadas.



De acuerdo a la ley vigente, para ser considerado parque industrial, el predio debe contar con la infraestructura, servicios comunes y públicos necesarios. También debe estar subdividido y planificado para lograr los asentamientos de establecimientos industriales. En el proyecto se contempló un área de resguardo de 500 metros desde los limites perimetrales, donde no se podrán realizar construcciones para todo tipo de destinos.



El predio, propiedad del municipio local, tiene una superficie de 19 hectáreas y está ubicado en el Distrito Sauce, en el ejido de la ciudad, y se individualiza como Chacra N° 36. El intendente Hanneman comentó que “este es un viejo sueño de nuestra ciudad, el proyecto comenzó en el año 2.012 y permitirá la radicación de empresas en la zona, fundamentalmente vinculadas al sector agroalimentario”.