Acompañado por la vicegobernadora Laura Stratta; la ministra de Gobierno, Rosario Romero; el jefe de la Policía, Gustavo Maslein, y el jefe del 911, Esteban Allegrini, el mandatario recorrió la sede que funciona en calle Gualeguaychú y avenida Ramírez en Paraná, monitoreando el operativo que se dispuso para este fin de semana, “fundamentalmente en lo que tiene que ver con la circulación en los accesos a la provincia".

En este sentido, dijo que "estrictamente hay un control de la Policía de Entre Ríos en todos los puestos camineros, las zonas de frontera con otras provincias como el caso del Túnel Subfluvial Paraná-Santa Fe, el puente Rosario-Victoria, Zárate- Brazo Largo, La Paz-Guayquiraró, Paso Yunque y Chajarí Mocoretá".

Resaltó que "el control es estricto. Solamente están ingresando camiones y vehículos en casos excepcionales por algún motivo justificado, sino el único tránsito es de camiones que transportan alimentos que hacen al abastecimiento de la mesa familiar".
Precisó que "en el 911 hemos podido constatar y ver cómo se articula todo el trabajo en la ciudad y en otros lugares de la provincia, para trabajar justamente en esta emergencia. En el comienzo de la pandemia se habían duplicado y triplicado los llamados, ahora la situación tiende a normalizase y hay un excelente trabajo de la fuerza policial, a través del 911, con mucho profesionalismo para atender todo lo atinente a la emergencia, sean casos de denuncia de incumplimiento de la cuarentena o de personas que han ingresado del exterior".

El gobernador reiteró que "en todas las oportunidades expreso mi agradecimiento a todos quienes trabajan en la primera línea de contención de la epidemia, por supuesto el personal de Salud que, a través del Comité de Emergencia Sanitaria y profesionales, médicos y enfermeros, están atendiendo, realizando análisis. A los profesionales del laboratorio de Entre Ríos, que han descomprimido la cantidad de estudios que se realizan y esto ha dado celeridad y nos permite llegar con más casos analizados para llevar tranquilidad a la población".

Por otro lado, destacó que "la policía cumple un rol fundamental porque actúa con mucha profesionalidad, generando las actas pertinentes a quienes están circulando sin autorización y también por otro lado, actuando en caso de que no se acaten las instrucciones y recomendaciones, y hemos tenido casos y situaciones que hubo llegar inclusive a la detención. Hoy se ha tomado mucho más conciencia y la circulación que existe es la normal de las personas que necesitan ir a comprar sus productos de primera necesidad, acudir a sus lugar de trabajo en una situación que está controlada".

El operativo

Sobre el trabajo que viene realizando el 911 desde la declaración de emergencia sanitaria, el jefe comisario Esteban Alegrini, explicó que desde que empezó la problemática de la pandemia el 911 “ha trabajado de manera conjunta con la departamental Paraná en todo lo que corresponde a operativo y atendiendo los diferentes llamados en lo que corresponde a lo que la gente está incumpliendo con la cuarentena o gente que ha llegado de viaje y no está respetando la cuarentena”.

En ese sentido, el jefe del 911 indicó que para atender dicha situación “se ha dispuesto por parte del Comando Superior de móviles del 911 para que concurran a estos lugares donde estas personas han llegado de viaje” y explicó que en ese momento “se las notifica de la cuarentena que deben cumplir que es necesaria para establecer a ver si no estaban infectados y bueno en ese aspecto se trabajó desde que lo que la pandemia salió”.
En relación a las medidas sanitarias, señaló que se trabajó en forma conjunta con lo que son las fuerzas federales, como Gendarmería, Policía Federal y Prefectura, “que tenían conocimiento de la llegada de colectivos que venían de los países limítrofes, así que se llamaba al 911 y se armaba un protocolo de actuación que era con personal policial, gendarmería y salud pública a donde se esperaba a los distintos colectivos que llegaban a la terminal para notificar a las personas llegadas desde diferentes países que estaban en riesgo”.

Sobre la cantidad de cantidad de notificados durante el periodo de aislamiento obligatorio, el jefe del 911, señaló que "hubo un pico que fue bastante agotador que fue el día 20, que fue de 3.600 llamadas al 911 con gente que estaba incumpliendo la cuarentena, que llegaba de viaje, gente que tenía síntomas”, pero explicó que tal situación se redujo con la incorporación del 0800 “que nos alivió bastante los llamados y bueno a medida que iban surgiendo los llamados se mandaban los móviles tanto del 911 como la departamental para hacer las notificaciones correspondientes en lo que era que tenían que respetar la cuarentena de acuerdo al decreto presidencial”.
00:00
00:00