Las unidades habitacionales de La Criolla presentan un avance de obra del 19 por ciento, y las de Hasenkamp tienen un 50 por ciento de progreso. En esta última localidad, además, comenzó la ejecución de otras 20 nuevas viviendas también ejecutadas con recursos provinciales que fueron licitadas en diciembre de 2016, y que por falta de financiamiento del gobierno nacional se venía demorando su comienzo.

El titular del organismo provincial, Marcelo Casaretto, dijo que “de todas las obras públicas que se pueden realizar, la más gratificante es la ejecución de viviendas sociales porque es la posibilidad que tienen muchas familias de acceder a una vivienda digna y tener la seguridad de contar con un lugar donde planificar el desarrollo de sus vidas y la de sus hijos”.

El funcionario valoró "la decisión del gobernador Gustavo Bordet de destinar fondos provinciales para llevar soluciones habitacionales a todo el territorio provincial, que significa progreso y desarrollo para nuestros habitantes" y destacó "el trabajo articulado con los municipios, juntas de gobierno y legisladores entrerrianos para que cada vez más habitantes puedan cumplir con el sueño de tener un techo propio”.

Casaretto resaltó que "la importancia que 30 familias de estas comunidades puedan seguir viviendo acá, creciendo y van a tener posibilidades de trabajo". Luego valoró la construcción de viviendas como un “paso fundamental para volver a construir bases sólidas, donde reconstruir la sociedad. Esto significa dignidad, progreso y mejores condiciones de vida para las familias”.

Finalmente, el directivo señaló que "la política habitacional que lleva adelante el gobernador Bordet nos exige que continuemos trabajando, hasta el último día de la gestión, en la instrumentación de diferentes planes de viviendas para ayudar a más familias a cumplir el sueño de tener la casa propia, que de otra manera les resultaría casi imposible lograrlo”.