El 29 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra el Accidente Cerebrovascular (ACV), una patología que representa la segunda causa de muerte y la primera de discapacidad entre los adultos a nivel global según la Organización Mundial de la Salud (OMS). En este sentido, la Sociedad Argentina de Neurología, en articulación con el Ministerio de Salud de Entre Ríos, realizará una caminata este domingo 3 de noviembre para concientizar sobre la importancia de la actividad física como forma de prevención.

La jornada deportiva se efectuará en la costanera baja de Paraná a las 10. El punto de encuentro será a la altura del Club Atlético Estudiantes y, desde allí, se iniciará el recorrido hasta la Plaza de las Colectividades. Esta iniciativa es impulsada desde el Servicio de Neurología del hospital San Martín de Paraná, bajo el lema Por una vida libre de ACV, con el propósito de sensibilizar a la población sobre los factores de riesgo y los tratamientos existentes.

Sobre el Accidente Cerebrovascular

El ACV sucede cuando se detiene el flujo de sangre en una parte del cerebro por unos segundos. En la mayoría de los casos se trata de un accidente isquémico, es decir, cuando se obstruye una arteria cerebral, mientras que en menor porcentaje pueden ser hemorrágicos, es decir, cuando se rompe un vaso sanguíneo y sangra dentro del cerebro. Al respecto, el médico del Servicio de Neurología del nosocomio, Marcelo Chaves, sostuvo que lo más importante es la detección a tiempo para acceder a un tratamiento rápido.

“Es necesario estar alerta a los síntomas, los cuales pueden ser: debilidad en la mitad del cuerpo (cara, brazo y pierna), lo que se conoce como hemiparesia; dificultad para hablar o para comprender como así también trastornos en el campo visual; y a veces se presenta dolor de cabeza” referenció Chaves. Además, señaló que la manifestación de esta sintomatología es súbita, es decir, ocurre de un momento a otro, por lo que se recomienda acudir a la guardia del hospital más cercano.

En esta línea, remarcó que la persona no debe acostarse ni tampoco automedicarse. Sobre el tratamiento, el especialista precisó: “El paciente que ingresa al hospital con un ACV, dentro de las tres horas de detección, tiene más probabilidades de recuperarse con el tratamiento oportuno”. En principio, se le realiza una tomografía para descartar que no haya sangrado cerebral, y luego se efectúa una trombólisis (la administración de medicamento) donde se disuelve el coágulo que bloquea la arteria.

Dicho procedimiento requiere de la coordinación de varios servicios y de una logística preparada para responder dentro de los plazos que requieren estos casos. El hospital de referencia de la capital provincial es uno de los pocos establecimientos sanitarios del país que realiza este tipo de tratamientos.

“Los pacientes con ACV que atendemos en promedio son 15 por mes, de los cuales un gran porcentaje son mayores de 65 años e hipertensos” indicó Chaves.

Factores de riesgo

Los principales factores de riesgo, además de la edad (después de los 65 años) y la presión arterial alta, son el colesterol alto, la diabetes, el consumo de tabaco, alcohol, la obesidad y el sedentarismo. Por esto, se recomienda que las personas se realicen controles clínicos de glucemia y de presión sanguínea acompañados de cambios en los estilos de vida, es decir, realizar actividad física (caminata de 45 minutos tres veces a la semana), llevar una alimentación sana y nutritiva, reducir la ingesta de alcohol y no fumar.

(Prensa Ministerio de Salud)