Directores de centros de salud urbanos de toda la provincia, junto a los coordinadores departamentales de salud, participaron de una jornada de trabajo en atención primaria desarrollada en el salón del Instituto Audiovisual de Entre Ríos, en Paraná. En la oportunidad se brindó un panorama del estado de las metas de cobertura en los diferentes grupos de riesgo que deben recibir la vacuna antigripal, con especial énfasis en aunar criterios para desarrollar estrategias que permitan mejorar los índices de aplicaciones en los grupos de embarazadas y niños de 6 a 24 meses.

La directora general del Primer Nivel de Atención, Norma Hernández, informó que para el encuentro fueron convocados los 53 centros de salud de niveles A y B (los de mayor categoría en la provincia, que comprende a los centros regionales de referencia y establecimientos urbanos) para trabajar el desarrollo de la campaña de vacunación antigripal como foco principal. Además, en el espacio se propició el intercambio a fin de revisar las prácticas de cada institución y promover un mayor acceso a la salud en sus comunidades.

Hernández manifestó: “En este momento estamos atravesando el período de mayor transmisibilidad de la influenza, por eso alentamos a redoblar los esfuerzos para alcanzar a todas las personas que aún nos faltan vacunar, y generamos este espacio para compartir la información y pensar conjuntamente estrategias que permitan mejorar las coberturas”.

Durante la actividad el equipo del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) brindó un informe pormenorizado del estado de avance de la campaña de vacunación antigripal, donde se mostró que las aplicaciones realizadas a la fecha están por debajo del 60 por ciento de la meta de cobertura total.

Tras exponer los datos de los diferentes grupos de riesgo, a partir del monitoreo de las dosis registradas en el sistema informático (Nomivac), se hizo especial hincapié en la necesidad de mejorar las índices en dos de los grupos: Por un lado las embarazadas, donde se llegó al 49 por ciento de la meta (y todavía se deben aplicar 8.370 dosis en toda la provincia); y además en niños de 6 a 24 meses, donde se llegó al 63 por ciento (y de acuerdo a las proyecciones iniciales aún restan ser aplicadas 12.013 dosis).

A fin de mejorar estos guarismos, los centros de salud acordaron ajustar destalles como la realización de tareas extramuros para buscar en terreno a la población que no recibió ninguna dosis antigripal; concientizar en todos los ámbitos que estos dos grupos deben recibir la vacuna; y mantener actualizado el registro digital de las dosis aplicadas, ya que esto permite monitorear el avance de las metas y el stock disponible en cada establecimiento.

Finalmente, en torno a la convocatoria, Hernández señaló que entre los cerca de 70 asistentes se encontraban los directores de los centros de salud (y de referencia) urbanos de toda la provincia, correspondientes a los mayores aglomerados poblacionales como Concordia, Paraná, Gualeguaychú, Concepción del Uruguay, Gualeguay y La Paz. “Pero también participaron los coordinadores de salud de los diferentes departamentos, de manera de poder llegar a los lugares más pequeños con la premisa de ir repensando las prácticas no sólo en materia de inmunizaciones, sino también para manejar las mismas líneas de trabajo y estrategias en la atención de pacientes con enfermedades crónicas o bien otras situaciones emergentes que pueden existir en la provincia”, detalló.

(Prensa Ministerio de Salud)