El Ministerio de Salud, a través de la Dirección General del Primer Nivel de Atención, trabaja en la adecuación de los establecimientos sanitarios para que las personas con pensiones no contributivas por invalidez laboral puedan acceder al Certificado Médico Oficial (CMO) digital. En este sentido, desde junio comenzaron a realizar el trámite los centros de salud Oñativia, Malvinas Argentinas y Osinalde de la capital entrerriana, así como también Colonia Avellaneda y San Benito de las localidades homónimas. Cada uno de ellos organizará los días y horarios según la disposición de los profesionales y la operatividad de la red informática.

La directora del Primer Nivel de Atención, Norma Hernández, remarcó que fue necesario afectar otros centros asistenciales para no sobrecargar los hospitales de cabecera de la provincia y para dar respuesta a la población. Este procedimiento se lleva adelante desde febrero, de forma paulatina, a partir de la resolución que dictó la Agencia Nacional de Discapacidad (Andis) que establece de carácter obligatorio tramitar el CMO.

Además, Hernández referenció: “Los beneficiaros de pensiones no contributivas recibieron intimaciones de nación donde se les avisaba sobre el trámite y en otros casos se los anoticiaba mediante el recibo de haberes”. Por tal motivo, se puso en marcha la logística apropiada para sostener la demanda.

Asimismo, continúan con la implementación del certificado los Centros Regionales de Referencia (CRR) Domagk y Dr. Ramón Carrillo, y los centros de atención primaria Selig Goldin, Santa Lucía, Cecilia Grierson, El Charrúa, D’Angelo, Illia, Pagani y Puerto Viejo de Paraná. Las personas pueden acercarse a sus respectivas Áreas de Servicio Social de 7 a 13 donde se les otorgará un turno programado, a fin de cumplimentar con los requerimientos digitales

El CMO permite acreditar la incapacidad laboral y debe llevar la firma digital tanto del médico que hace la revisión como del director del establecimiento sanitario público donde se realiza el trámite y que por último tiene la responsabilidad de enviar el certificado digital a la Andis.

Cabe mencionar que la Resolución 33/19 que dictó la Andis en enero no contempló la complejidad que requiere la ejecución del certificado en relación a la disposición de profesionales especialistas, recursos físicos y conectividad por parte de los centros de atención primaria. No obstante, la cartera sanitaria de Entre Ríos asumió los costos para la instrumentación atendiendo a todas las adecuaciones técnicas y operativas que esto implica.