Los estudios, a través de un financiamiento con el CFI permitirán elaborar el anteproyecto para la ampliación de la Planta Potabilizadora Echeverría de Paraná, su toma de agua cruda, conducción y los acueductos que vinculen y abastezcan a las localidades de San Benito, Colonia Avellaneda y Oro Verde.

“Este trabajo que nos venimos dando es parte de una planificación estratégica para pensar el desarrollo provincial a través de obras estructurales, centrales para asegurar un mejor presente y futuro para los entrerrianos de esta y las próximas generaciones”, destacó Marcelo Richard, secretario de Planeamiento y coordinador general de la UEP.

“Este proyecto es parte de una cartera de proyectos que venimos desarrollando durante todo el año pasado y este que contempla, a través de diferentes fuentes de inversión, plantear la ejecución de obras de infraestructura que sean una plataforma para el desarrollo y crecimiento provincial, mejorando los índices de calidad de vida, acceso a servicios, conectividad, saneamiento ambiental, entre otros”, detalló.

“Particularmente con este proyecto, estamos trabajando con el CFI quien ha financiado los estudios y en paralelo venimos manteniendo una serie de reuniones con las autoridades locales para fortalecer el intercambio y avanzar en la articulación con cada localidad. No podemos pensar estos proyectos de manera aislada y de arriba hacia abajo, sino que deben hacerse de manera consensuada con los municipios y las diferentes localidades que serán los beneficiaros directos de estas obras”, agregó el funcionario.

Richard explicó que: “Hemos desplegado equipos de trabajo que vienen llevando adelante las gestiones de proyectos con diferentes organismos tales como BID, CAF, FonPlata y otros fondos de inversión que nos permitan acceder a los financiamientos para obras estratégicas de agua, rutas, conectividad aérea, desarrollo turístico y productivo, para adaptación ante el cambio climático”. Agregó también que “es un paso importante, porque estamos avanzando con una visión estratégica a mediano y largo plazo, obras como el agua para la región metropolitana presenta una mirada integral y con trazabilidad a 20 o 30 años, son gestiones que marcan una manera de concebir a la obra pública como política de Estado y desarrollo”.

“Estamos comprometidos con el desarrollo provincial y el objetivos que ha trazado el gobernador es avanzar en estas obras que suman valor a nuestra provincia, permiten el desarrollo local y regional, mejoran las aptitudes de competitividad de nuestros productores, brindan calidad de vida y acercan servicio a los vecinos, mejoran la conectividad e inserción de la provincia en la región y el mundo”, enfatizó.

Para finalizar explicó que “estos tiempos que vienen, los desafíos nos exigen pensar nuevas opciones que aseguren dinamismo en la obra pública, y que la misma esté al servicio de cada uno de los entrerrianos, este es, sin lugar a dudas el principal objetivo”.

El proyecto y sus objetivos

Los objetivos específicos de esta primera etapa son realizar el diagnóstico del actual Sistema de Agua Potable, mediante el relevamiento y conocimiento de la infraestructura existente y comprensión de la realidad operativa, a partir de allí modelizar los escenarios de expansión del servicio, teniendo en cuenta los planes de urbanización y crecimiento urbano de Paraná, San Benito, Colonia Avellaneda y Oro Verde, integrando los proyectos existentes de obras primarias.

A través de esto proceder al cálculo de crecimiento de los principales componentes del sistema (Bombeo de agua cruda, Capacidad de tratamiento, almacenamientos y distribución primaria) que garanticen un Sistema de Agua Potable, planteando las obras y centros de distribución que complementen el actual sistema de abastecimiento a la ciudad de Paraná en los sectores identificados con falencias del servicio.

(Prensa Ministerio de Planeamiento, Infraestructura y Servicios)