El presidente del organismo, Marcelo Casaretto dijo “que desde el gobierno de Gustavo Bordet estamos trabajando en una política de vivienda social inclusiva, que signifique progreso para los habitantes del territorio entrerriano, donde la construcción de viviendas desarrolla el empleo y a la familia le brinda amparo y seguridad".

En ese sentido, valoró “la importancia de contar con un programa de viviendas propio después de 20 años, que permite una mejora en la calidad de vida de las diversas comunidades, con créditos accesibles para garantizar el derecho a un hogar digno y generar reactivación de las economías regionales y fuentes de trabajo a través de la construcción.”

Confirmó que "se encuentran en proceso de adjudicación las veinte viviendas fueron licitadas en diciembre de 2016 por el gobierno nacional y no fueron ejecutadas. El gobernador Gustavo Bordet decidió que las mismas sean construidas con fondos provinciales, lo que habla del esfuerzo y de la voluntad política del Estado provincial para dar solución a la gran demanda habitacional de los entrerrianos”.

Por último, el directivo aseguró que “seguimos trabajando desde el Estado para poder entregar más viviendas, ejecutando políticas inclusivas que generen mayor inversión, más trabajo y mayor de calidad de vida para los ciudadanos”.