Quedaron en funcionamiento esta semana las luminarias sobre el acceso a Boca del Tigre, departamento Paraná. Esta obra se enmarca en la decisión del gobernador Gustavo Bordet de “garantizar una mejor seguridad en los ingresos a las localidades entrerrianas”. La obra beneficia a vecinos y productores tamberos de la zona e incrementa la seguridad vial en la conexión con la Ruta Provincial Nº 32.

Sobre ese tema, el presidente de la junta de Gobierno de Aldea Santa Rosa, Diego Jacob, manifestó: “Es una obra muy esperada por toda la comunidad ya que nos garantiza una mejor seguridad vial en el acceso a Boca del Tigre con la ruta 32, sobre la escuela Nº9 Fray Mamerto Esquiú y la capilla”.

Boca del Tigre se encuentra dentro de la jurisdicción de Santa Rosa, que posee unos 500 habitantes, además de un grupo de productores tamberos y ganaderos de establecimientos rurales.

La titular de Vialidad Provincial, Alicia Benítez, se había reunido oportunamente con vecinos y productores de la zona para dialogar sobre las luminarias y el pedido del mantenimiento de caminos rurales. Al respecto de eso, Jacobo destacó: “Luego de habernos reunido con la directora de Vialidad logramos concretar este proyecto de iluminar nuestro acceso, además estamos gestionado la firma de un convenio de trabajo para embrozar seis kilómetros de un camino que conecta la capilla con un grupo de productores tamberos y granjas, entre otros trabajos de conservación”.

LA OBRA

El proyecto contempló la instalación de un sistema de iluminación en la Intersección de la Ruta Provincial Nº 32 y acceso a Boca del Tigre. Contempló la colocación de nueve columnas con un brazo de 2,50metros y 9 metros de altura libre, y una altura total 10 metros.

Todas las columnas se ubican en las banquinas, a 3,50 metros del borde de calzada, separadas entre sí una distancia máxima de 25 metros.

(Prensa Dirección Provincial de Vialidad)