Al respecto, la intendenta de San José, Irma Monjo, indicó: “Estamos muy contentos con el avance de la propuesta y la recepción obtenida por parte de la provincia. La idea es que los jóvenes puedan recibir una remuneración por la capacitación, para que, tras culminar los estudios puedan optar por la oportunidad de ingresar a un puesto de trabajo en frigorífico de la zona, que necesita mano de obra calificada. De esta forma, los jóvenes podrán obtener beneficios laborales lo que les permitirá mejorar su condición de vida”.

Por su parte, el secretario de Trabajo, Fernando Quinodoz, señaló: “Apoyamos la idea porque queremos incentivar a los jóvenes a capacitarse para que puedan conseguir su primer empleo”.

Desde la Secretaría de Producción, el director de Relaciones Municipales, Gonzalo País Miller, explicó que “se viene trabajando articuladamente con otras áreas gubernamentales y con los municipios, en capacitaciones que fortalecen el desarrollo local y ésta será una nueva acción en este sentido”.

Para implementar la capacitación, las Secretarías de Trabajo y de Producción firmarán un convenio que incluye la inclusión de becas para 20 aspirantes a capacitarse en desposte y tratamiento de carnes rojas. En tanto, los honorarios de los capacitadores, ropa de trabajo y elementos estarán a cargo de la empresa.