“Es de destacar la decisión de nuestro gobernador por mantener la ejecución de las obras que se han asumido previo a los inconvenientes económicos que generan las políticas a nivel nacional” valoró el director de Hidráulica, Cristian Gietz, quien seguidamente indicó que “las tareas fueron iniciadas a fines de agosto del año pasado”.

Asimismo, el funcionario señaló la importancia que “la planificación de la obra pública tiene en estos tiempos para concretar trabajos de esta magnitud, sobre todo, teniendo en cuenta que las inclemencias climáticas son cada vez más frecuentes y es de suma necesidad poder brindar tranquilidad y seguridad a los habitantes de zonas ribereñas”.

“El proyecto contempla la construcción de un sistema de desagües pluviales en la arteria Arroyo Grande, donde actualmente nos encontramos ejecutando el conducto rectangular de hormigón aramado”, explicó Gietz; y añadió: “Esta calle recibía hasta el momento los excedentes de las grandes lluvias provenientes de la ruta 18, convirtiéndose así en una gran receptora de agua lo que provoca inundaciones durante días de mucha lluvia”.

De esta manera, con los nuevos conductos de hormigón que se llevan a cabo en la zona “y la canalización del cauce natural a la salida, se captarán los excedentes pluviales garantizando la seguridad de los vecinos que solían sufrir las inclemencias del clima”, finalizó el director.

Detalle de la obra

Los trabajos se realizarán en calle Arroyo Grande y zonas aledañas, que se ubican en el noreste de la planta urbana de la ciudad. Esta zona ha visto un importante crecimiento en su superficie edificada y asfaltado de arterias, lo que provoca una mayor impermeabilización de los terrenos y genera mayores escurrimientos pluviales.

Cabe destacar que la calle Arroyo Grande recibe parte de los excedentes pluviales de la zona sur de la ruta 18 y del este de calle Yrigoyen, transformándose en una gran colectora de agua que, sin capacidad de absorción, derivaba en frecuentes inundaciones.

Para solucionar esta problemática se ha proyectado un conducto por calle Arroyo Grande, desde Avenida Malarín hasta Avenida Entre Ríos, y luego la canalización del arroyo para permitir un mejor escurrimiento del agua de lluvia. El conducto de desagüe se complementa con cámaras de captación, de registro boca de inspección, cordón cuneta y badenes.

Los trabajos, que son ejecutados por la firma O.I.C. S.A., prevén un plazo de 240 días corridos para su realización y demandaran más de 31,2 millones de pesos que son financiados con recursos netamente provinciales.