Técnicos de YPF le presentaron este jueves al gobernador Sergio Urribarri un detalle de los estudios realizados por la compañía en Entre Ríos, en el proceso de búsqueda de hidrocarburos. Precisaron que se delimitaron dos regiones para profundizar los conocimientos geológicos: una es la Zona Paraná y otro la Zona Federación, que incluye parte de Concordia. El año próximo se prevé iniciar la exploración.
En el Salón de los Gobernadores, el primer mandatario entrerriano, acompañado por su gabinete y legisladores, recibió al gerente de Exploración Plan Argentina y Nuevas Cuencas de YPF, Ricardo Calegari, y otros técnicos de esa empresa, quienes dieron cuenta, mediante un power point que demandó unos 40 minutos, del estudio realizado en Entre Ríos. Las tareas demandaron una inversión cercana a los 500.000 dólares y casi 1800 horas de trabajo y se enmarcan en las acciones encaradas para ampliar las fronteras hidrocarburíferas.



A partir de esto, se prevé comprobar la existencia de un sistema petrolero activo en terrenos entrerrianos que puedan producir recursos para el país. Para ello se proyecta realizar el año próximo en Entre Ríos estudios de sísmica, muestreos de superficie y un pozo de estudio a 4.000 metros de profundidad. Las tareas exploratorias se efectuarán en dos zonas específicas: la de Paraná y la de Federación, que incluye parte de Concordia.



Durante la exposición del equipo técnico de YPF se ratificó el compromiso de desarrollar proyectos bajo procedimientos garanticen la seguridad de las personas y el medio ambiente bajo la premisa de desarrollo sustentable. También hubo varias menciones al antecedente del pozo que en la década del 60 la empresa perforó en el departamento Nogoyá.



Pasos enormes



Al hacer uso de la palabra, el gobernador destacó la importancia de los estudios ejecutados para la exploración petrolera que realiza YPF en Entre Ríos. “Este es un proceso que iniciamos hace unos cuantos años que por supuesto reviste expectativas. Por eso en tanto y en cuanto desde el gobierno provincial podamos hacer los aportes, no sólo en lo que respecta en lo legal sino también técnico y de otro tipo, creo que el avance será como el que esperamos”, señaló ante su gabinete, legisladores y técnicos de la compañía petrolera argentina.



“Por eso vamos a seguir trabajando como lo hicimos hasta ahora, en una provincia que no tiene tradición petrolera, pero hemos llegado a un punto tras dar pasos enormes. Y con esa misma intensidad vamos a seguir trabajando hacia el futuro”, remarcó Urribarri.



“Si Entre Ríos pasa a formar parte de la Argentina petrolera está será otra provincia en pocos años con recursos por regalías que la pondrán en otro lugar incrementando aún más su extraordinaria potencialidad y las oportunidades para el desarrollo de su gente. Pero si queremos que eso suceda en el futuro, al trabajo y a las pruebas hay que hacerlas ahora y en eso estamos”, finalizó.



Proceso exploratorio



Por su parte, el secretario de Energía de Entre Ríos, Raúl Arroyo, resumió el cometido de la reunión y brindó detalles de las tareas y objetivos perseguidos en este proceso de exploración.



“Ya habíamos recibido este informe de manos del presidente de YPF, Miguel Galuccio, y ahora los técnicos de la compañía vinieron a darnos los detalles del proceso”, indicó.



Detalló luego Arroyo que YPF se comprometió a concretar 1.400 kilómetros de líneas sísmicas, sobre trazas existentes para no tener que atravesar ninguna propiedad privada, y un pozo exploratorio.



Precisó que en la presentación realizada en esta oportunidad se marcaron y definieron las zonas identificadas por YPF como las de mayor potencial sedimentaria en Entre Ríos. Dijo que estas son las denominadas Zona Federación, que incluye el departamento Federación y parte de Concordia, y Zona Paraná, que abarca todo el departamento Paraná. “Ellos toman más o menos esas áreas que geográficamente corresponden a esos departamentos”, mencionó el funcionario.



Aclaró igualmente que todo se enmarca en un proceso exploratorio iniciado hace un par de años, mediante el cual se pretende poner en valor el subsuelo de la provincia. “Tenemos conocimiento a partir de un pozo de hasta 2.000 metros y ahora queremos llegar con otra perforación a 4.500 metros para saber bien lo que hay y verificar los indicios que existen en superficie”, informó Arroyo.



Adelantó que la idea es comenzar el año próximo con estas tareas y apuntó que la provincia realiza aportes en diferentes aspectos. Entre ellos, mencionó cuestiones legales, como los permisos de exploración y la ley que garantice todo el proceso, y estudios técnicos. “Desde la provincia podemos hacer nuestros aportes y queremos avanzar en ese sentido. Eso ya lo hemos dialogado con las máximas autoridades de la empresa y contribuirá para acelerar el proceso en Entre Ríos”, indicó el secretario de Energía.



Enseguida aclaró que aún es incierto y prematuro decir qué tipo de productos se pueden hallar en este proceso de exploración, tras lo cual apuntó: “Acá podemos encontrar agua, gas o petróleo. En la roca no vamos a encontrar otra cosa. Pero nuestro objetivo es encontrar hidrocarburos, es decir gas o petróleo”.



Por último, apuntó que existen todos los cuidados y monitoreos ambientales en este trabajo de exploración. “Siempre se hace eso por las rigurosos criterios que posee la compañía. Tenemos reglamentaciones muy claras y específicas y todo eso se debe respetar”, apuntó.



Autoridades



En el encuentro también participaron el presidente de la Cámara de Diputados, José Allende, el diputado Juan Navarro, los ministros de Gobierno, Adán Bahl; de Educación, José Lauritto; de Planeamiento, Juan Javier García; de Comunicación y Cultura, Pedro Báez; de Producción, Roberto Schunk; de Salud, Hugo Cettour; de Turismo, Hugo Marsó; y de Trabajo, Guillermo Smaldone. También participaron la secretaria General y de Relaciones Institucionales, Sigrid Kunath; el fiscal de Estado, Julio Rodríguez Signes; el secretario de Ambiente, Fernando Raffo; y el director de Minería, Jorge Tomas.



Por YPF además estuvieron el gerente de Relaciones Institucionales y con la Comunidad Exploración, Víctor Raúl Pelayes; su par de Asuntos Públicos, Diego Luis Buranello, y la geóloga de la Gerencia de Exploración, Sara Reinante.



Exploración



Los estudios se efectuaron en el marco del Plan Exploratorio Argentina que consistió en revisar de manera integral todas las cuencas sedimentarias y el estudio del potencial de recursos de petróleo y gas del país, lo que permitió trazar un mapa de oportunidades para la búsqueda de hidrocarburos en distintas provincias.



A partir de la información obtenida, es que se pondrá en marcha un intenso período exploratorio de corto y mediano plazo, con eje prioritario en la exploración de frontera, lo que pone de manifiesto el sentido nacional que impulsa YPF.



En la mayoría de las cuencas analizadas se lograron identificar áreas de interés prospectivo con diversas oportunidades que impulsarán la exploración en todo el territorio argentino, con el objetivo de incrementar las reservas hidrocarburíferas y aumentar el factor de reposición anual.



Una de las cuencas donde se detectaron oportunidades de exploración es la Chacoparaná, que alcanza a las provincias de Entre Ríos, Misiones, Chaco, Santiago del Estero, Santa Fe, Corrientes, Córdoba y Formosa.



Específicamente para Entre Ríos se prevé comprobar la existencia de un sistema petrolero paleozoico activo, para lo cual se realizarían estudios de sísmica, muestreos de superficie y un pozo de estudio.



Las otras cuencas donde se detectaron oportunidades fueron: la Paleozoica y Cretácica (NOA), la del Bermejo, la subcuenca Triásica Los Tordillos, la cuenca de Claromecó, la Cañadón Asfalto-Somoncura y la cuenca del Golfo San Jorge.



Desde la puesta en marcha del plan, YPF revisó información y validó la posición geográfica de 15.715 pozos en todo el país. Del trabajo con las provincias se recolectaron y ordenaron 56.900 informes técnicos; se actualizó el formato digital de unas 180.000 cintas magnéticas con información sísmica y se obtuvo información gravimétrica y de análisis geoquímicos.



Para la revisión técnica de cada cuenca, la compañía conformó un equipo multidisciplinario (cuyo trabajo insumió más de 32.000 horas) y se establecieron convenios con más de 20 universidades e institutos tecnológicos de todo el país, organismos públicos provinciales y nacionales, la Secretaría de Energía de la Nación y el Instituto Argentino del Petróleo y del Gas (IAPG).



El trabajo de análisis e interpretación de datos se dividió en dos módulos, uno geológico y otro sísmico. Para el primero, se revisaron y reinterpretaron las columnas estratigráficas mediante nuevas dataciones, estudios bioestratigráficos, petrofísicos, petrológicos y geoquímicos. Se analizó cada uno de los elementos y procesos que intervienen en un Sistema Petrolero, lo que permitió la estimación del riesgo exploratorio y los potenciales volúmenes “in places” involucrados.



Para el modulo sísmico, se reprocesaron más de 7.000 kilómetros de información y se interpretaron unos 130.000 kilómetros de sísmica 2D, que permitieron contar con mapas estructurales de las principales unidades que conforman cada una de las cuencas estudiadas.
00:00
00:00