Durante 10 días los escultores trabajan a la vista del público, donde se establece un diálogo, interacción entre los artistas y su público. Este hecho artístico se vive como una fiesta, congregando a la familia y a un amplio espectro de la comunidad. El Simposio Internacional de Escultura tiene por finalidad de rescatar y poner en valor espacios públicos, transformándolos en ámbitos amigables de esparcimiento y disfrute del paisaje y la naturaleza así como de la creación artística.

El proyecto Simposio Internacional de Escultura Itinerante que se impulsa desde el gobierno de Entre Ríos, se enmarca en los principio de participación, sostenibilidad y formación de públicos. Apunta a transformar a la ciudad en un objeto cultural al permitir que la ciudad hable a sus habitantes.

Durante una semana los artistas trabajaran a la vista del público que podrá ver como se configuran los materiales para transformarse en una obra de arte. El Simposio de Escultura es una importante actividad cultural que puede despertar vocaciones, movilizar a los ciudadanos de cada localidad y es una inversión patrimonial que enriquecerá a las futuras generaciones. Los artistas que participan tienen una amplia y sólida trayectoria, todos ellos han obtenido premios provinciales, nacionales e internacionales y sus obras serán motivo de orgullo por vivir en una ciudad que valora la creatividad.

La Municipalidad está trabajando para consolidar una ciudad donde sea posible comprender y apropiarse del espacio público. Esta actitud también consolida uno de los motores del desarrollo que es el turismo disponiendo de una nueva oferta turística.

Las obras realizadas por los artistas en el simposio son instaladas en un espacio que se rescata transformándolo en un lugar donde se puede contemplar y disfrutar de las esculturas, un espacio de recreación, socialización y diálogo.

La puesta en valor del lugar elegido contempla la limpieza, diseño del parque, plantación de especies autóctonas, distribución de bancos y la instalación de luminarias.

A propuesta de los escultores se tomó la decisión de realizar el simposio durante el periodo escolar, lo acertado de esta medida quedó de manifiesto en el Segundo Simposio ya que numerosos establecimientos educativos llevaron a sus alumnos al lugar donde los escultores trabajaban. La interacción entre los escultores y el público transforma al simposio en una actividad que despierta y canaliza vocaciones a la vez que evidencia su capacidad formadora de público.

El Simposio contará con la presencia de Patricia Sonville (Bélgica), Rafael Rodrigues (Brasil), Andrea Rebolledo (Chile), Nils Hansen (Alemania), Juan Luis Dorr (Chile), Oscar Umpierrez (Uruguay) y los argentinos Juan Pezzani, Alberto Bonus, Gustavo Da Silva Macorio, Dario Borgo y Nicolás Richard.