El jueves 15 de febrero, Día Internacional del Cáncer Infantil, los servicios de Cuidados Paliativos Pediátricos y Oncohematología del hospital San Roque de Paraná, junto a las asociaciones Cuidar bajo la misma estrella y Arco Iris, brindarán una jornada de capacitación, información y concientización destinada al personal de la institución y al público en general en el Salón Rojo Dr. Abel Obaid del nosocomio, de 9 a 12.

La actividad busca “sensibilizar sobre la importancia de los desafíos a los que se enfrentan los niños, adolescentes y sus familias desde la necesidad de que todos los niños tengan acceso a un diagnóstico y tratamiento preciso a tiempo”, refirió la jefa del servicio de Cuidados Paliativos Pediátricos, Fernanda Peserico.

La especialista, referente pediátrica provincial del Instituto Nacional del Cáncer (INC) desde 2014, adelantó que se realizarán exposiciones, capacitaciones con entrega de material informativo y presentaciones artísticas. En tanto que a las 19.30, en la Plaza 1° de Mayo, los equipos organizadores darán cuenta de la lucha contra el cáncer mediante juegos infantiles, bandas musicales, zumba y sorpresas. También invitan a vestir una camiseta blanca y lazos dorados en apoyo a la detección precoz y el tratamiento oportuno.

En la actividad matutina se desarrollarán como ejes temáticos: ¿Cuándo sospechar cáncer en el niño?; estadísticas de la provincia; toma de decisiones compartidas (equipo de Cuidados Paliativos y equipo de Oncohematología) y terapias de manejo de emociones, trabajo interdisciplinario, la importancia del juego en los procedimientos invasivos.

Cabe recordar que a través de un convenio pactado con el Instituto Nacional del Cáncer (INC), hospitales nacionales y el servicio de Cuidados Paliativos del hospital San Roque de Paraná, los niños con tumores sólidos pueden tratarse. La mencionada red de referencia y contrarreferencia ha permitido el diagnóstico precoz y la derivación oportuna habilitando la interconsulta permanente con los hospitales Dr. Juan P. Garrahan y Dr. Ricardo Gutiérrez desde el servicio de Cuidados Paliativos del Hospital Materno Infantil San Roque de Paraná.

Peserico, precisó que de esta manera “se favorece la atención integral del niño/familia en todas sus dimensiones desde el abordaje de un equipo interdisciplinario que garantice la atención de sus necesidades como es el de Cuidados Paliativos de Paraná”.

Asimismo destacó que “esta red de derivación posibilita establecer que la sobrevida de los pacientes mejore muchísimo con este sistema de trabajo abordando el seguimiento de la enfermedad y las emociones, hasta la instancia de que si no responde al tratamiento curativo y queda exclusivamente de atención paliativa, continuamos acompañando el proceso hasta la contención en el duelo y el seguimiento de la familia”.

El servicio de Cuidados Paliativos Pediátricos –creado por decreto del Ministerio de Salud en 2015 y generado por resolución interna en 2011– alcanzó a fines de 2017 las 5 mil consultas, habiendo iniciado en 2011 con 150 consultas anuales.

Desde 2014 participa en el Registro Oncopediátrico Hospitalario Argentino (ROHA) posibilitando la obtención de datos epidemiológicos actualizados. En este sentido, “la provincia tiene una estadística aproximada de 50 casos anuales entre leucemias y tumores sólidos con la misma incidencia entre ambos: las leucemias son los más frecuentes; seguido por los del sistema nervioso central; los linfomas y finalmente otros tipos de tumores sólidos como: los renales, óseos, hepáticos, y germinales”. De esta manera se garantiza la atención a partir del diagnóstico porque, como explicó la especialista, “mediante esta red, el paciente se asiste desde el primer momento e incluso estamos haciendo en algunos tipos de tumores sólidos –como los de sistema nervioso central– los tratamientos de quimioterapia y el soporte clínico/oncológico evitando así el desarraigo”.

Prevención, detección, tratamiento y curación

Por su parte el jefe del servicio de Hematología del hospital Materno Infantil San Roque, Pedro Negri Aranguren reflexionó que “el cáncer infantil existe, debe ser detectado a tiempo y tiene una esperanza de curación alta”.

El profesional refirió que “como sociedad debemos hablar del tema con el acento en la necesidad de hacer un diagnóstico temprano, dado que la palabra cáncer es una palabra temida que refiere a las palabras muerte, dolor y conlleva todo un proceso, como el que alguna vez también tuvo la palabra Sida”.

Negri Aranguren precisó que “el desarrollo de técnicas de diagnóstico temprano, drogas de quimioterapia junto a protocolos, permiten hacer saber que hoy el cáncer infantil tiene un porcentaje de curación entre un 70 y 80 por ciento”.

El especialista preponderó el trabajo multidisciplinario y el énfasis en lo social. “Tenemos que trabajar con las asistentes sociales, los equipos de salud, las enfermeras, los médicos, pediatras, especialistas, todo el grupo de contención. Necesitamos psicólogos, terapistas ocupacionales y las fundaciones son fundamentales. La Fundación Arco Iris está cumpliendo un rol importantísimo en la contención de estos chicos. Es mucho lo que se puede hacer por este grupo de pacientes con esta enfermedad”, concluyó.

Cabe recordar que el servicio de Hematología del San Roque ya lleva aproximadamente 30 años de atención a todas las patologías hematológicas.

(Prensa Ministerio de Salud)