La conferencia que se realizó en el sala de prensa de Casa de Gobierno, fue encabezada por la ministra de Salud, Sonia Velázquez y la presidenta del Consejo General de Educación, Marta Irazánal de Landó.

Las responsables estuvieron acompañadas por referentes de la cartera sanitaria que dieron precisiones sobre las características de los cuadros que circulan y las principales medidas preventivas.

El Salón de Periodistas de la Casa de Gobierno fue el escenario de la actividad, donde la ministra de Salud abrió la conferencia agradeciendo el acompañamiento de la prensa manifestando: “Consideramos que los medios cumplen un rol esencial en la comunicación de las temáticas que se nos presenta habitualmente en el proceso de salud-enfermedad de la población”.

“En particular estamos ante una situación que para nosotros es habitual en esta etapa del año desde el punto de vista sanitario, por lo que queremos transmitir tranquilidad a la población, los equipos de salud están prontos, y queremos hacerles saber que hay un equipo técnico de expertos que está monitoreando la situación, tanto a nivel nacional como provincial”, completó la titular de la cartera sanitaria.

Por su parte, la presidenta del Consejo General de Educación, Marta Irazábal de Landó destacó que “venimos trabajamos junto con el equipo de salud durante todo el año, porque estamos ocupados y preocupados por la salud de nuestros niños, adolescentes, jóvenes, y adultos”.

Explicó que fundamentalmente es “un tema de salud, pero que también atañe a las instituciones educativas porque es el lugar de encuentro y es el lugar donde comúnmente se suscitan estas cuestiones que son propias de la estación, pero que tienen algunas otras alternativas , por eso el equipo de salud está preparado para llevarle tranquilidad a los papás ”.

La titular del CGE, dijo que “en los casos que se han detectado algunas anginas lo primero que sabemos que debemos hacer es acudir a los centros asistenciales, a los médicos, que son quienes van a determinar el cuidado de la salud. Y por otro lado, en algunos colegios donde se ha dado cuenta de estas situaciones se ha mandado a desinfectar de manera inmediata”.

Agregó que “sabemos que el mejor desinfectante es la lavandina y por otro lado el alcohol en gel para el cuidado de las manos de los chicos, así que están tomadas todas las previsiones correspondientes”.

Luego de las palabras de introducción de las autoridades, se dio paso a los expertos de las diferentes áreas que respondieron a las inquietudes de la prensa. El panel estuvo conformado por el Subsecretario de Redes Integradas de Servicios de Salud, Guillermo Zanuttini; la directora General del Primer Nivel de Atención, Norma Hernández; el director de Epidemiología, Diego Garcilazo; y la médica pediatra perteneciente al área de Niñez de la Dirección de Salud Materno Infanto Juvenil, Valeria Rodríguez Alcántara; quienes brindaron información en torno al manejo de cuadros provocados por la bacteria Streptococcus Pyogenes.

Recomendaciones

Al momento de recordar las recomendaciones y referirse a las acciones preventivas tomó la palabra Valeria Rodríguez Alcántara, quien reforzó el concepto de que “la enfermedad por estreptococo es frecuente, habitual y la vemos todos los días en consultorios pediátricos de todo el país”.

La pediatra precisó que este germen produce una gran variedad de manifestaciones, “y no debemos caer en el error de confundir las más frecuentes, que tienen buen pronóstico y muy bajo riesgo de complicación, con las formas invasivas, sumamente infrecuentes y que son las que han llamado la atención de medios nacionales”, tras lo cual brindó una serie de pautas:

- La angina estreptocócica se trata con antibióticos, es menos frecuente que los cuadros virales, y tiene un grupo etario donde es más frecuente que en niños de 4 a 10 años.

- Es importante hacer la diferenciación entre los causales virales y bacterianos ya que los cuadros virales no requieren antibióticos.

- Directamente ligadas al punto anterior son las indicaciones de no sobremedicar ni automedicarse. “Con tanta información en los medios hay padres acudiendo a comprar penicilina por su cuenta, y esto no es lo que corresponde y puede ser perjudicial”, explicó.

- Los equipos de salud y los médicos que atienen a los niños son quienes deben determinar la necesidad o no de hacer un estudio específico para confirmar al angina bacteriana. Estemos estudios son una práctica habitual, que se puede hacer mediante el hisopado de fauces (que permite realizar un cultivo que demora de 24 a 48 horas en dar el resultado), o un test rápido (que permite obtener resultados en 30 minutos). Esta prueba la debe indicar el médico, y queda a criterio del profesional determinar el riesgo de que el paciente tenga una angina estreptocócica.

- Si se detecta angina estreptocócica, la misma requiere tratamiento con antibióticos (el antibiótico de primera línea recomendado es la penicilina), es medicación de uso habitual, que está disponible en los efectores.

- Como se indicó, de todos los casos que circulan, ninguno es de gravedad sino que han sido anginas estreptocócicas habituales. El tratamiento correcto es cumplir los 10 días de antibiótico oral.

- A las 24-48 horas de que el niño toma la medicación y evoluciona con mejoría de los síntomas ya no contagia. Por lo tanto puede reintegrarse a la actividad habitual.

- En cuanto a la prevención, el germen se transmite a través de la saliva, por lo tanto los cuidados que se deben tener son todos los cuidados de contagio de todas las enfermedades respiratorias.

- En las escuelas que han trabajado sobre enfermedades respiratorias en etapa invernal, los protocolos actuales son exactamente los mismos.

- Como primera medida está el lavado de manos, con agua y jabón, con la técnica adecuada, durante un minuto; teniendo como segunda opción el alcohol en gel.

- En el caso de los niños en jardines maternales, dado que es normal que jueguen con juguetes y se los acerquen a la boca se recomienda higienizarlos, los espacios de uso común como las mesas. Los chicos no deben compartir los utensilios que impliquen saliva (evitar intercambio de chupetes, mamaderas, vasos o cubiertos).

- También es importante no concurrir a los lugares de trabajo, escuelas o lugares de encuentro si se está enfermo. La pediatra agregó: “Si el niño tiene dolor de cabeza, fiebre o dolor de garganta, que el papá no le dé ibuprofeno y luego lo envíe a la escuela porque ese chico puede estar incubando alguna enfermedad”.

- En torno a quiénes pueden tener riesgo: sin dejar de recordar que es una enfermedad muy rara, los factores de riesgo analizados no suelen estar relacionados con un foco de entrada a partir de la garganta sino a partir de la piel (pacientes con heridas que pueden sobreinfectarse o niños que hayan cursado varicela en el mes previo a la aparición de los síntomas). Y por supuesto los grupos de pacientes inmunosuprimidos, en quienes es sumamente importante la consulta inmediata y precoz.

-Si no se está ante alguna de las situaciones anteriores el resto de los casos requieren el manejo habitual frente a un cuadro febril, con el médico de cabecera o acudiendo al sistema de salud de forma organizado y sin necesidad de desbordar las guardias.

Impacto de la infección por estreptococo

El director de Epidemiología, Diego Garcilazo comenzó informando que “las enfermedades infecciosas respiratorias agudas altas son muy comunes en esta época del año, y sobre todo las anginas, que es uno de los motivos de consulta más frecuentes en pediatría, ya que es la edad más afectada”.

En este sentido destacó que la gran mayoría de los casos, cerca del 80 por ciento, de cuadros respiratorios que se presentan como anginas son provocadas por agentes virales; mientras que sólo un 20 por ciento tiene su causa en agentes bacterianos, dentro de los cuales la angina estreptocócica es la más frecuente. “Por lo tanto estamos hablando de un cuadro habitual y que muy raramente puede llegar a tener una complicación”, indicó.

“Un cuadro de angina no es una enfermedad de notificación obligatoria; sí lo son los casos de infección bacteriana invasiva (que puede ser por cualquier bacteria) y hasta el momento la provincia no tiene ninguna notificación de infección bacteriana invasiva por estreptococo”, precisó.

Repercusión en la sociedad

Lo que llamó la atención de algunos servicios de salud fue que se desencadenaron una serie de casos fatales en un breve período de tiempo. Como resultado de la inquietud en la comunidad ante la difusión de los casos fatales, desde los diferentes hospitales se reporta un aumento en las consultas por enfermedades respiratorias.

“Como cualquier enfermedad infecciosa, produce ansiedad en los padres y eso es lo que se está viviendo”, señaló Garcilazo, y agregó: “Es entendible la respuesta de la población, pero nuestra responsabilidad es transmitir nuestros conocimientos, lo que sabemos respecto al tema y aclarar lo mejor posible esta situación”.

“Hay que tener en cuenta que una angina no es una emergencia médica, permite esperar y no es necesario acudir a una guardia: se puede ir a su médico o pediatra de cabecera, que incluso es mucho mejor porque es la persona que conoce al paciente y va a saber si necesita algún tratamiento específico”, explicó el referente.

En este sentido, la directora General del Primer Nivel de Atención, Norma Hernández, señaló que los centros de salud están preparados para recibir consultas: “Y además hemos difundido los protocolos, tanto del cuidado para la población en general como el material para las escuelas, y les hemos pedido especialmente que tomen contacto con las escuelas de sus áreas programáticas para reforzar todas las recomendaciones”. Asimismo, la funcionaria agregó que también cuentan con disponibilidad de tratamientos todos los centros de atención primaria.

Abordaje de la problemática en escuelas

Además durante la última semana fueron recurrentes las consultas en torno a la circulación de la bacteria en escuelas. El referente explicó que si bien no hay un protocolo específico para cada enfermedad, “por la gran demanda que ha habido sobre este tema, un equipo técnico del Ministerio de Salud trabajó en un protocolo específico en esta oportunidad; sin embargo las recomendaciones son las mismas que para todas las enfermedades respiratorias que ocurren durante esta época del año, donde son más frecuentes”, reiteró Garcilazo.

Finalmente recordó que cada escuela está al tanto de cómo proceder ante las enfermedades respiratorias, mediante guías a las que puede acceder cualquier establecimiento, en las que algunas cuestiones quedan a criterio del directivo, ”como si es necesario o no realizar tareas por fuera de las acciones habituales de desinfección, que quedan abierto al criterio de quienes conocen bien la realidad de cada establecimiento”.

Por su parte el subsecretario de Redes Integradas de Servicios de Salud, Guillermo Zanuttini, brindó datos duros en torno a la incidencia: “Estamos teniendo una demanda exagerada por un problema que en realidad no es tal si tenemos presente que en el grupo de chicos de cinco a nueve años, que la inmensa mayoría de nuestra provincia concurre a la escuela, aproximadamente el 15 por ciento tiene el Streptococcus Pyogenes, con lo cual está presente en todas las aulas”. Y en este sentido el profesional agregó: “Donde los estudios señalan que los casos graves se dan en sólo 3 a 5 cada cien mil casos en la infancia y en chicos en edad escolar”.