Para analizar el funcionamiento del primer nivel de atención así como la importancia de recuperar el trabajo interdisciplinario y en terreno según la población a cargo, el equipo de gestión del Ministerio de Salud realizó una reunión con los 56 establecimientos de salud sin internación en la Casa de la Cultura de Paraná.

Durante el encuentro se desarrollaron aspectos conceptuales y técnicos de la tarea que se efectúa en centros de salud en función de las líneas estratégicas que se plantea la gestión provincial de la cartera sanitaria en el marco de la categorización de efectores. Incluso en la oportunidad los directores de efectores con sus equipos efectuaron trabajos grupales en base al análisis de distintos indicadores como atenciones, prestaciones y población a cargo.

Hacia el cierre de la jornada, luego de oír las apreciaciones volcadas en el plenario por los distintos actores, la ministra de Salud, Sonia Velázquez, calificó como “sumamente auspicioso y rico escuchar cada una de las ponencias que desarrollaron en los grupos”. “Sé de la tarea que hacen en cada uno de sus efectores, el trabajo que han desarrollado es riquísimo y están llevando adelante un desafío sumamente importante para poder deconstruir este modelo de atención basado en lo episódico y volver a pensar a la salud desde el componente de los determinantes que inciden en este proceso de salud- enfermedad”, precisó Velázquez.

En la oportunidad la funcionaria hizo referencia a que la fragmentación estructural del sistema atenta contra los valores solidarios y el objetivo fundamental de brindar el servicio a los ciudadanos; destacando que para revertir esa situación aún queda mucho camino por delante, “sobre todo a nivel de trabajar en equipo”, destacó Velázquez.

Finalmente, la ministra expresó: “Desde el Ministerio de Salud de la provincia de Entre Ríos declaramos que la única estrategia sanitaria posible es la atención primaria de la salud renovada, sustentada en valores que tienen que ver con la justicia social, la solidaridad y un paradigma basado en derechos”.

Actualización en materia de normativa vigente

La apertura del encuentro estuvo a cargo del secretario de Salud, Mario Imaz, quien destacó: “Esta reunión es para brindar pautas claras y concretas para retomar la rectoría de todos los ámbitos del Ministerio donde una de las áreas medulares es la atención primaria”.

A su turno el subsecretario de Redes Integradas de Servicios de Salud, Guillermo Zanuttini, efectuó una presentación respecto a la recategorización de establecimientos de salud según lo dispuesto a través del Decreto Nº 2524. “Esta propuesta técnica en la que avanzamos luego de 50 años marca la necesidad de tener textos legales, tanto leyes como decretos, que acompañen procesos de trabajo para que progresivamente vayamos incorporando en el desarrollo de los servicios de salud del primer nivel y del hospitalario” referenció el profesional.

En todo momento señaló que la medida intenta facilitar el ordenamiento del subsistema de la salud según niveles de complejidad creciente y definiendo la capacidad de respuesta de cada uno de ellos. “La categorización la planteamos como un paso en el proceso de regionalización sanitaria, en el rediseño de redes integradas de servicios de salud, en la organización y distribución de recursos y en la recuperación de rectoría del Ministerio para, en definitiva, lograr mayor calidad e impacto sanitario” resaltó el subsecretario.

En ese sentido mencionó, en la órbita pública provincial, la existencia de 65 hospitales y 210 establecimientos de salud sin Internación de Diagnóstico y Tratamiento según distintos tramos haciendo hincapié en los 56 (incluyendo los tres centros de atención especializada en Salud Mental) que cuentan con equipos de trabajo interdisciplinarios que se encuentran en distintos puntos de la provincia.

Por su parte la directora general del Primer Nivel de Atención, Norma Hernández, hizo referencia a una normativa exclusiva para estos 56 centros (la disposición 3 de la Subsecretaría de Redes Integradas de Servicios de Salud) en la que destaca la obligatoriedad de llevar a cabo reuniones de equipo de salud para programar acciones ajustadas a las necesidades de la comunidad del área programática.

Hernández afirmó: “Pretendemos profundizar la búsqueda activa de la población a cargo, aquella que no demanda espontáneamente la atención al centro de salud pero que es necesario asegurar la cobertura básica” y enseguida explicó: “Esto implica que la tarea de los efectores no comprende sólo la asistencia de las problemáticas de salud emergentes sino también la priorización y la tarea programada de actividades en terreno para la cobertura de la atención de salud y acciones de prevención en la comunidad”.

Trabajo en grupo y puesta en común de los referentes

A fin de avanzar en la implementación de la dinámica y el trabajo que demandarán las reuniones de equipos periódicas en cada uno de sus efectores, los directivos presentes realizaron una actividad grupal. Allí las principales premisas fueron discutir en equipo qué les generan o representan los indicadores sanitarios expuestos previamente en la jornada. Además debieron plantear posibles estrategias al respecto; proyectar cómo se comunicaría esta información a sus respectivos equipos, y proponer una serie de temas a abordar en sus próximas reuniones en los establecimientos.

Como resultado del intercambio se llevó a cabo un plenario en el que se pusieron en agenda temas comunes a la mayoría de los centros asistenciales, tales como la necesidad de definir rigurosamente el área programática de cada establecimiento, poner en relieve la importancia de las historias clínicas, o bien corregir la falencia en la búsqueda activa de aquella población que tiene poca concurrencia al centro de salud. En este sentido también se aspira a mejorar los índices de registro de atención en adultos y adultos mayores, ya que en ocasiones hay prácticas realizadas que no se reflejan en las estadísticas.

Otras inquietudes que se reiteraron tuvieron que ver con el recurso humano: tanto en lo que hace a la necesidad de optimizar el equipo en el sentido de fortalecer vínculos y sanear el ambiente interno del grupo; como también en cuanto a la necesidad de llevar adelante capacitaciones para desarrollar las aptitudes para trabajar en equipo.

Cabe citar que de la jornada de trabajo participaron además los directores de Epidemiología, Diego Garcilazo; de Salud Mental; Carlos Berbara y de Gestión del Primer Nivel de Atención, Teresita Calzia, así como el coordinador del CUS-Sumar, Santiago Arias, y del Programa Agentes Sanitarios, Jorge Tentor, junto a otros integrantes de los equipos del nivel central.

(Prensa Salud)