Las jornadas tuvieron como eje central el perfil de los operadores judiciales conforme al instituto de juicios por jurados.

Además, se abordó el lenguaje claro como política pública de acceso a justicia y perfil de los operadores judiciales orientados a la perspectiva de género.

El avance exponencial del juicio por jurados, tuvo su correlato en las Jornadas que se realizaron en la ciudad de Salta, donde se recibió con agrado la noticia del envío a la Legislatura del proyecto por parte del gobernador Gustavo Bordet para su implementación en Entre Ríos. Dicho proyecto fue realizado por los equipos técnicos del Ministerio de Gobierno y Justicia, encabezados por la ministra Rosario Romero.

“Fue un encuentro muy enriquecedor en el que tuvimos la oportunidad de compartir experiencias y consensuar criterios para ser tenidos en cuenta en el proceso de selección de magistrados y funcionarios judiciales, llevados adelante por el Consejo de la Magistratura”, señaló el Secretario de Justicia.

“El Juicio por Jurado es ya una realidad en muchas provincias argentinas y prontamente lo será también en Entre Ríos. Razón por la cual, los funcionarios judiciales deberán estar capacitados para desenvolverse en este nuevo escenario”, sostuvo el presidente del Consejo de la Magistratura de Entre Ríos.

El debate sobre el juez y el juicio por jurados

En los paneles que abordaron la temática de Juicio por Jurados, dieron sus impresiones acerca de qué modelo y perfil de juez exige el juicio por jurados.

La conferencia de Andrés Harfuch, vicepresidente de la AAJJ, se centró en destacar tres cosas fundamentales: El sistema acusatorio y juicio por jurados no son modelos procesales. Son garantías judiciales. La concepción de que para ser juez sólo hay que evaluar cuánto sabe de Derecho Penal está perimida y que los jueces del sistema acusatorio con jurados deben ser examinados, además, en: litigación adversarial; teoría y práctica del juicio por jurado; cómo llevar adelante de manera eficaz la audiencia preparatoria de admisibilidad probatoria; cómo impartir instrucciones legales al jurado; cómo dirigir una audiencia de voir dire; cómo conducir con profesionalismo un juicio por jurados (manejo de los tiempos, relación con el personal de apoyo) y cómo revisar de manera oral y pública un veredicto de culpabilidad, etc.