Entre Ríos avanza en la adecuación plena a la Ley Nacional de Salud Mental. Entre 2016 y 2019 se dieron de baja camas de internación crónicas en hospitales especializados en salud mental, se potenciaron los dispositivos de atención ambulatoria y se incrementaron las consultas en la red provincial.
El Ministerio de Salud de Entre Ríos continúa trabajando en la adecuación plena de la provincia a los lineamientos de la Ley Nacional de Salud Mental 26.657. En este sentido, y a través de la Dirección de Salud Mental y Adicciones, durante el período 2016-2019 se han dado de baja 123 camas de internación crónica en los cuatro hospitales especializados en la temática. Paralelamente se potenció a los dispositivos de atención ambulatoria y han aumentado las consultas en las diferentes instituciones que componen la red provincial.



Cada 10 de octubre se recuerda el Día Mundial de la Salud Mental. Este año, efectores de salud de toda la provincia desarrollarán, hasta fin de mes, actividades culturales, deportivas y de formación. El objetivo es crear una mayor conciencia y, al mismo tiempo, combatir falsos conceptos en torno a la salud mental. La fecha fue promovida en su inicio por la Federación Mundial para la Salud Mental (WFMH por sus siglas en inglés) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).



Para reducir la estigmatización y promocionar la salud, el Ministerio por medio de sus hospitales y centros de salud, prevé una nutrida agenda de actividades que se desarrollarán hasta fin de mes en Paraná, Concordia, Gualeguaychú, Gualeguay, Federal, Rosario del Tala y Diamante.



Adecuación de la provincia a la Ley de Salud Mental, en números

Entre 2016 y 2019, Entre Ríos logró dar de baja definitivamente 123 camas de internación de los cuatro hospitales monovalentes, al tiempo que la atención de consultas ambulatorias por razones de salud mental fueron en franco aumento. El 40 por ciento de estas consultas se realizan en centros de atención primaria y el resto en la red hospitalaria de la provincia.



Al respecto el director de Salud Mental y Adicciones, Carlos Berbara, aseveró: “Esta disminución de camas disponibles en hospitales monovalentes de ningún modo significa una merma en la atención de la población ni afectación de los derechos de los trabajadores. Al día de la fecha el porcentaje de ocupación de camas de internación en estos hospitales ronda el 86 por ciento”, puntualizó el funcionario, al tiempo que profundizó la idea: “La disminución de camas supone una apuesta efectiva y eficaz a los abordajes interdisciplinarios desde la red de nosocomios generales y centros de salud”.



A su vez, cabe señalar que desde la Dirección de Salud Mental se desarrollaron tres censos sobre la situación de personas internadas por motivos de salud mental, en los años 2013, 2017 y 2019. Respecto del último relevamiento, realizado junto con la Dirección Nacional, los resultados estarán disponibles la próxima semana.



Otro dato saliente es que el 65 por ciento de las internaciones por motivos de salud mental se realizan en hospitales generales. Sobre esta cuestión, el funcionario referenció: “Desde el Ministerio de Salud trabajamos para reforzar la atención en hospitales y centros de atención primaria desde una perspectiva ambulatoria o de internaciones breves, lo cual produce un fuerte impacto en las trayectorias de los usuarios, en su calidad de vida y de relación”, señaló Berbara, recordando que esto requiere un reordenamiento de los recursos materiales y humanos.



Además se destacaron algunos movimientos institucionales encuadrar en este contexto:

Por un lado se puede citar la descentralización del Hospital del Día, que históricamente funcionó dentro del Hospital Escuela de Salud Mental de Paraná y actualmente está en una casa frente al río; como también el haber logrado la concreción de la primera casa de medio camino, habitada por cinco usuarios externados. Asimismo, cabe mencionar los dispositivos socio-habitacionales del Centro de Salud Mental de Abordaje Integral de los Jóvenes, prontos a ponerse en funcionamiento también en la capital entrerriana.



Finalmente, la apertura de dos centros formadores de especialistas en salud mental en sendos hospitales generales de la costa del Uruguay; constituyen núcleos potentes a la hora de desencadenar procesos de adecuación de los servicios a la mencionada ley nacional.