Estas actividades se concretaron en el marco del programa de apoyo escolar y actividades recreativas que lleva adelante el Instituto Becario. Actualmente son 220 los centros que funcionan en la provincia, brindando este servicio a más de 4000 alumnos de escuelas públicas de 6 a 13 años.

En esta ocasión se entregaron cartucheras con elementos escolares que fueron donados en la maratón del Becario por las personas se inscribieron a la competencia.

“Nuestro programa Educando en Movimiento es una política pública del gobierno provincial ya instalada y tenemos como objetivo seguir potenciando estas herramientas”, dijo el director ejecutivo del Becario, Sebastián Bértoli.

El programa

El Educando en Movimiento es un programa impulsado por el Instituto Becario de Entre Ríos. Se enmarca dentro de una propuesta de desarrollo social, promoviendo acciones colectivas y generando soluciones a problemas comunes.

Se trata de actividades educativas, deportivas, culturales y recreativas a través de las cuales se construyen redes de contención entre el Instituto Becario, los estudiantes, las familias y los niños que participan. El programa se desarrolla en clubes, salones parroquiales y de comisiones vecinales.

Además de brindar apoyo escolar y realizar actividades deportivas, culturales y recreativas, destinadas a chicos de 6 a 13 años, el Educando en Movimiento les brinda la posibilidad a estudiantes avanzados de carreras de profesorados, tales como matemática, lengua, enseñanza primaria y educación física, de ser becados para brindar enseñanzas y sumar experiencias en lo que será su profesión.

Cada becado es designado para desempeñarse en uno de los lugares donde se lleva adelante la propuesta, planteando distintas actividades en función de las necesidades de los grupos de niños, que a la vez profundizan y fortalecen contenidos dados en el ámbito escolar. La actividad es reconocida por el Consejo General de Educación, el cual declaró al programa de interés educativo.

Testimonios

En la localidad de El Pingo, las actividades se desarrollan en el salón municipal, donde asisten más de 15 niños y niñas. Una de las estudiantes becadas que dicta las clases de apoyo escolar es Ludmila Palacio, que actualmente cursa los últimos años del profesorado en Educación Inicial, y contó: “Me ayuda mucho en la parte práctica y a poner en juego mis estrategias para enseñar”.

Por su parte, Mariela Sangoy se desempeña en el Club Maradona de la ciudad de María Grande y está estudiando el profesorado de Educación Primaria. En dicho centro acompaña a los pequeños estudiantes con sus tareas y dijo que el significado del Educando para ella es “una experiencia que me está ayudando a desempeñarme activamente a la futura profesión que elegí ejercer. Es muy significativo poder llevar a cabo este programa, ya que ves desde cerca las realidades áulicas, escolares con las que vas a enfrentarte diariamente en el trabajo”.

En el mencionado club también se desempeña María Bilat, quien indicó: “Esta actividad me ayuda a estar cerca de los chicos, poder tener una práctica más efectiva y poder comprender y analizar las necesidades sociales que atraviesan”. María se encuentra estudiando el profesorado de Ciencias Sociales, y es una de las becadas por el provincial que forma parte del programa.

En la localidad de Hasenkamp, Alexiana Ferreira, otra de las becadas que dicta las clases de apoyo, manifestó: “Este programa me ayuda a crecer como futura docente”. Ella es estudiante avanzada del profesorado de Educación Primaria y brinda apoyo y acompaña a estudiantes de la ONG Quiero a mi pueblo.

(Prensa Instituto Becario)