“Celebramos que estos 25 espacios de cuidado de primera infancia puedan acceder a este plan en nuestra provincia, por el impacto social que va a generar cuando estos niños y niñas vuelvan a habitarlos, fruto del trabajo articulado con el Ministerio de Desarrollo Social de Nación”, destacó la ministra de Desarrollo Social, Marisa Paira.

La iniciativa se enmarca en las acciones que se vienen desarrollando junto al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, en el marco del Plan Nacional de Primera Infancia, y las obras son financiadas con la cooperación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). En la provincia se implementan fruto del trabajo conjunto de la Subsecretaría de Desarrollo Humano y Políticas de Cuidado de la cartera social provincial; la
Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf); y la Dirección General de Proyectos Especiales y Cooperación Internacional, dependientes del Ministerio de Desarrollo Social de Nación.

En ese sentido, Paira explicó: “En la provincia estamos trabajando con el gobernador Gustavo Bordet en estrategias de fortalecimiento en materia de primera infancia, lo que posibilitó el relanzamiento de la Mesa Provincial de Primera Infancia, como un espacio de trabajo interministerial que nos permite diseñar un abordaje integral junto a los gobiernos locales, dando respuesta a la población de 45 días a cinco años que está en mayores condiciones de vulnerabilidad, construyendo espacios dignos, y respetando la accesibilidad de sus derechos”.

“El aporte del BID es parte de la estrategia integral que va a acompañando estas políticas que estamos llevando adelante interministerialmente desde la Mesa. Muchas de estas obras son muy esperadas, pero por sobre todo necesarias para cada una de esas comunidades”, resumió.

Detalles del proceso de trabajo

Este trabajo articulado ha permitido que espacios de cuidados pertenecientes a ongs, municipios y a la provincia, accedan a las obras para mejoras o construcción, obras proyectadas con los más altos estándares de calidad recomendados para las instituciones que llevan adelante este tipo de tareas.

El proceso estuvo planteado en dos etapas, donde se realizaron 16 validaciones en la primera, y nueve más en la segunda. De esta manera los jardines municipales “Caracolitos” de Villaguay, “Evita” de General Campos y “Trabajadora Social Rita Vivero” de Villa del Rosario, junto al espacio de cuidado “Mimitos” de Feliciano dependiente del Consejo Provincial del Niño el Adolescente y la Familia (Copnaf), accedieron a la construcción total de sus edificios.

En tanto que las instituciones donde se ejecutarán mejoras y reformas edilicias son “Burbujitas” de La Paz, llevado adelante por la Ong Amaray; y “Duendecitos” de Alcaraz, “Barquito de Papel” de Federación, “Las Delicias” de Federal, “Hormiguitas” y “Monigote” de Gualeguaychú, “Mi pequeño mundo” de Maciá, “Manitos traviesas” de Piedras Blancas, “El Pueblito” de Rosario del Tala, “Arroyo Sagastume” de Villa Paranacito, “Barquito de Papel” de Larroque, “Enanos traviesos” de Diamante, “Mariposita” de Rosario del Tala, “Duendelin” de Los Charrúas, “Tuiti” y “Siriri” de Concepción del Uruguay, e “Islerito puente blanco”, “Las lomitas”, “San Pablo” y “Principito” de Paraná, dependientes de municipios.

Este programa incluye además la realización de los proyectos por parte de arquitectos del programa nacional, que a partir de las necesidades y recursos que cuente el espacio desarrollan una propuesta, que luego se consensua con las autoridades.

Dado el contexto debido a la pandemia por Covid 19, el trabajo se llevó delante de manera remota, a través de videollamadas, donde desde la cartera social se realizaron las articulaciones y comunicaciones necesarias para conectar los jardines con el programa. A partir de allí, el grupo de arquitectos de Nación elaboró los proyectos, que luego fueron puestos a consideración de las y los intendentes, y a partir de la aceptación de los mismos se dio cada una de las validaciones, teniendo en cuenta la funcionalidad de las construcciones de cada lugar.