El ministro de la Producción, Turismo y Desarrollo Económico, Juan José Bahillo, se mostró optimista de cara a la temporada, al calificar “los niveles de reserva muestran un fuerte posicionamiento nacional de nuestra provincia para la temporada”, y agrego, “son buenos los números. Esto nos anima a ser muy optimistas”, y concluyó destacando el trabajando conjunto con el sector turístico, que fue el más castigado por la pandemia.

A finales del año pasado el pronóstico sobre la temporada era muy alentador por parte del sector público y del sector privado, pero con la llegada de la tercera ola de Covid-19 se generó incertidumbre sobre el desarrollo del turismo en este verano. Sin embargo, pese algunas cancelaciones de reservas de turistas que transitan la enfermedad, las mismas fueron ocupadas por otros huéspedes que no habían conseguido lugar en primera instancia. Ya transcurridos los primeros 10 días de enero, se pudo verificar que los destinos entrerrianos recibieron una muy buena cantidad de visitantes.

Según lo informado por los organismos oficiales de turismo de municipios y de la provincia, el promedio general de ocupación hotelera fue, para éste último fin de semana, del 93 por ciento, teniendo en cuenta los diferentes tipos de alojamientos. Los primeros días de enero habían arrojado un promedio de 91 por ciento. Hubo algunos destinos colmados, pero la mayoría contaron con un margen de disponibilidad que les permitió seguir captando turistas hasta último momento.

Playas, balnearios, fiestas populares, carnavales, termas y naturaleza fueron los atractivos más convocantes en la primera semana de 2022. Destinos como Colón, Gualeguaychú y Federación recibieron un importante flujo de turistas, al igual que el resto del corredor del río Uruguay, el Corredor del Paraná y el Corredor Central. Federación contó con 12 mil ingresos a su Parque Termal y Parque Acuático durante este último fin de semana, en tanto que Gualeguaychú albergó 5.887 personas entre el balneario Ñandubaysal y las Termas de Gualeguaychú.

Sin dudas la novedad de este verano fue el regreso de las fiestas populares y los carnavales, luego de una temporada sin actividades por la pandemia. Tanto organizadores, participantes, locales y turistas esperaron con ansias estos eventos que mantienen viva las tradiciones y alegrías de un pueblo. Aún en contexto de pandemia y con los cuidados y requisitos pertinentes, los primeros días de enero transcurrieron en la provincia la quinta edición de la Fiesta del Pescado y el Vino Entrerriano en Gualeguaychú, la 50° edición del Festival Nacional de Jineteada y Folclore en Diamante, la Fiesta Provincial del Campamentista en San José, la séptima edición de la Fiesta Nacional de la Sandía en Santa Ana, la 44° Fiesta Provincial de la Chamarrita en Santa Elena, la XXXIV Fiesta Provincial de la Guitarra en Nogoyá, y el inicio de los Carnavales en Gualeguay y Gualeguaychú.

“Las expectativas para el resto de la temporada siguen siendo muy buenas, esperamos que la gente cumpla con los cuidados personales en este contexto, para que se pueda seguir desarrollando la actividad turística y las fiestas con normalidad ya que tantos beneficios trae a las comunidades locales y le permite a los turistas de disfrutar de nuestra hermosa provincia con sus múltiples atractivos y servicios” manifestó el Secretario de Turismo, Gastón Irazusta.