La inversión prevista supera los 6,4 millones de pesos y es financiada a través de una línea de acción destinada a obras menores en el marco de la pandemia por Covid-19 que lleva adelante el Ministerio Nacional de Educación bajo el Segundo proyecto de Mejoramiento de la Educación Rural (PROMER II) y a través de la Unidad Ejecutora Provincial (UEP).

El objetivo principal de este programa se centra en garantizar las condiciones edilicias y sanitarias de los establecimientos educativos de zonas rurales para el correcto cumplimiento de los protocolos de cuidado y prevención del Covid-19, asegurando también tanto los insumos de higiene como el acceso al agua potable apta para consumo.

En este sentido, los establecimientos seleccionados por el Consejo General de Educación (CGE) surgen del relevamiento en el territorio efectuado por directores departamentales de escuelas y jefes zonales de la Subsecretaría de Arquitectura.

Detalle de las obras

Los trabajos previstos para la escuela Nº 5 Juana Azurduy comprenden la ampliación de un aula y la reparación de las instalaciones de desagües cloacales, cañerías y cámara séptica.

Por otro lado, las obras que se proyectan para la secundaria Nº 12 Juan L. Ortiz incluyen tareas de refacción, reposición de griferías y provisión de agua potable en grupos sanitarios de alumnos y docentes, así como también la conexión de las cañerías cloacales al desagüe de la calle.

Los plazos de ejecución para ambas obras prevén desde 120 a 180 días corridos respectivamente.

(Prensa Ministerio de Planeamiento)