Cada 19 de octubre se conmemora el Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer de Mama en virtud de crear conciencia y promover la importancia de los controles en mujeres, diagnósticos y tratamientos oportunos. Sin embargo, este año debido a la pandemia por coronavirus, el Instituto Provincial del Cáncer (IPC) del Ministerio de Salud de Entre Ríos dispuso postergar la campaña de prevención de este tipo de cáncer para marzo de 2021, uniéndose de este modo con la de cáncer de cuello de útero.

No obstante, desde el Área de cáncer de mama del IPC hicieron hincapié en que es necesario que aquellas mujeres que se observen la aparición de algún signo sospechoso en la mama recurran a la consulta médica. Al mismo tiempo, indicaron que quienes ya se encontraban en tratamiento y no volvieron a acercarse a los establecimientos sanitarios para efectuarse los chequeos por la pandemia lo traten de hacer.

Actualmente, la situación epidemiológica por Covid-19 implica que haya una restricción de la circulación de personas en los hospitales donde se atienden casos de esta patología, y por ello se decidió posponer las acciones de promoción y prevención para el año siguiente. Pero como una forma de conmemorar la fecha, se insta a los establecimientos sanitarios e instituciones a utilizar el símbolo del lazo de color rosa, con el objetivo de concientizar a toda la sociedad sobre la importancia de prevenir este tipo de cáncer.

El cáncer de mama es una enfermedad causada por la multiplicación anormal de las células del pecho que forman un tumor maligno. Actualmente es una patología muy frecuente en mujeres y las posibilidades de que aparezca aumentan con la edad, en especial a partir de los 50 años.

Dicha patología afecta a una de cada ocho mujeres a lo largo de su vida, por lo cual es preciso tener presentes cuáles son los síntomas de alerta para su detección temprana. En principio, es necesario estar atentos a la aparición de bulto o nódulo en la mama, al aumento en los ganglios linfáticos cercanos a la axila, a los cambios físicos en la mama (como por ejemplo color, tamaño o textura), al enrojecimiento de la piel, sobre todo cerca de la aureola del pezón, a la formación de depresión o arrugas en la piel, a las secreciones por el pezón, a la descamación del seno o dolores en esta zona similares al de una mastitis, a la pérdida de peso, y a la hinchazón en los brazos.

Ante la aparición de cualquiera de estos signos se sugiere concurrir a la consulta con el médico, ya que el diagnóstico y tratamiento a tiempo salva vidas.

En tanto que aquellas pacientes que tienen una sospecha de cáncer de mama o de cualquier otro tipo deben comenzar o continuar con los tratamientos oncológicos correspondientes, los cuales no están suspendidos en los establecimientos sanitarios, y se realizan con las medidas de bioseguridad necesarias. Al mismo tiempo, desde el Área recordaron que los efectores privados de la provincia realizarán mamografías gratis a mujeres sin obra social por lo que podrán efectuarse los estudios de rigor si se tiene la sospecha de la enfermedad o los signos mencionados anteriormente.

Cabe señalar que es posible reducir considerablemente los factores de riesgo de padecer esta enfermedad y cualquier otro tipo de cáncer, a través de hábitos saludables como mantener una alimentación sana y equilibrada, y hacer ejercicio frecuentemente.