La permanencia de la bajante del río Paraná en estos casi dos años y medio es un hecho que preocupó y ocupó desde su comienzo a distintas áreas del gobierno provincial. Fundamentalmente a quienes tienen bajo su potestad la responsabilidad de definir medidas y políticas públicas tanto sobre el recurso agua, como así también mantener el contralor sobre las poblaciones de especies ictícolas que habitan el río.

La Secretaría de Agricultura y Ganadería, a través de sus direcciones de Recursos Naturales y Fiscalización, ha podido sobrellevar esta situación gracias a la voluntad política de trabajar mancomunadamente no solo con las áreas técnicas y de contralor del recurso pesquero, sino también se han involucrado con los distintos actores que conforman la cadena del sector pesquero e instituciones científicas encargadas de realizar estudios afines al estado de situación de las poblaciones de especies ictícolas que habitan el río.

Como antecedente a resaltar, las pesquerías de la provincia de Entre Ríos no contaban desde antes de la bajante extraordinaria del río Paraná –año 2020– con cupos de extracción y acopio de pescado de Río Paraná. Tampoco estaba establecida la prohibición –durante determinados días semanales–, de la pesca comercial y deportiva en aguas del río Paraná jurisdicción provincial.

En este sentido, la Dirección de Recursos Naturales de la Secretaría de Agricultura y Ganadería, resolvió generar las resoluciones, a saber: Nº 453/20; Nº 804/20; Nº 003/21; Nº 722/21, Nº 1.592/21; Nº 2.482/21; que en conjunto establecieron restricciones a los días permitidos para la pesca comercial y el acopio de pescado. Para el caso de la actividad de pesca deportiva, la misma debe ser realizada con devolución inmediata de las piezas capturadas.

Estas medidas desde su inicio se fueron replicando cada tres meses, conforme se evaluaban las condiciones ambientales, el estado hidrométrico y del recurso ictícola provincial.

Reducción en el cupo de exportación, extracción y acopio de pescados
Las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos tienen pesquerías de río con capacidad exportadora. Desde mediados de 2020, producto de la bajante extraordinaria del río Paraná, la Comisión de Pesca Continental del Consejo Federal Agropecuario –donde nuestra provincia participa activamente–, decidió reducir la asignación de los cupos mensuales de exportación a los frigoríficos de las mencionadas provincias; medida que se prorrogó hasta la fecha, por lo cual en 2021 a las empresas se les permitió exportar un 57% menos que en 2020.

Pasaron de 15.000 toneladas a 6.378 t exportables en la actualidad, teniendo asignados los frigoríficos exportadores de pescado residentes en la provincia de Entre ríos un cupo de 214,3 t mensuales; es decir, un total anual de 2.571,6 t para la venta al exterior; cantidad considerablemente menor respecto del 2.020 y años anteriores a este.

Complementando esta medida regional de reducción de la exportación, nuestra provincia es la única de la cuenca del río Paraná que estableció y luego prolongó en el tiempo los cupos de extracción de pescado de río, velando por un manejo ecosistémico del recurso íctico provincial, mediante la instauración de un plan de monitoreo y fiscalización provincial.

Estas medidas propiciaron un descenso de la extracción anual de peces del río Paraná. La base de datos de Guías y Removidos de la Provincia de la Dirección General de Fiscalización de Entre Ríos registró una marcada reducción en la extracción y acopio de pescados del río Paraná interanual del 37,96% (años 2020/2021: 7.349 t verdus 4.559 t). Además, la extracción y acopio de pescados del río Paraná jurisdicción provincial registrada en el primer semestre de 2022 versus la extracción registrada en el primer semestre de 2019 denotó una reducción del 70%.

La Dirección de Recursos Naturales, a través de su área técnica de Fauna y Flora, mantiene un plan semanal de monitoreo ante la actual situación hidrométrica e íctica, teniendo en cuenta los repuntes del río, así como los estiajes.

En el año 2022, considerando lo antes expresado, se mantuvo el principio de precautoriedad, y se continuó estableciendo cupos de extracción de manera trimestral, así como también, se estableció la prohibición de pesca comercial y acopio del pescado de río en determinados días.

La Resolución Nº 1.630/22, vigente actualmente para los meses de julio a septiembre de este año, estableció un cupo de extracción de pescado del río Paraná –entre los meses de julio a septiembre del año 2022–, por un total 1.596,56 toneladas, es decir un 50% menor al impuesto trimestralmente por la Resolución Nº 804/20, que fue de 3.273,26 t para la especie sábalo y el denominado pescado de línea –especie acompañante según terminología EBIPES–. Y, por el mismo período, se dispuso la prohibición de pesca comercial en aguas del río Paraná de jurisdicción provincial y de acopio de productos de la pesca desde el día viernes desde la hora cero hasta el domingo a la hora 24; feriados nacionales y provinciales.

Actual situación de los pescadores
En cuanto a las condiciones de vida y laborales de los trabajadores del río, que en la actualidad asciende a 2.800 personas, la provincia trabaja articuladamente junto con organismos nacionales y diversas asociaciones y cooperativas de pescadores, –en coordinación con el Subcomité Económico Social de la Comisión de Pesca Continental, integrante del Consejo Federal Agropecuario– en un relevamiento y registro de pescadores artesanales en localidades ribereñas de distintos departamentos del río Paraná y del río Uruguay, cuyo objetivo es lograr la formalización y legitimación de dicha actividad.

En el marco de la contingencia de bajante hídrica y sucesivas resoluciones de veda de pesca dictada por la provincia de Entre Ríos, y a los efectos de paliar las consecuencias económicas y sociales, se pudieron incorporar 1.705 trabajadores de la pesca artesanal de la provincia al Programa Nacional de Inclusión Socioproductiva y Desarrollo Local “Potenciar Trabajo”, quienes perciben este beneficio desde febrero de este año.

En cuanto a los controles del recurso, se trabaja tanto en fiscalizaciones a lugares de acopio y venta de productos de la pesca por parte del cuerpo de inspectores de la Dirección General de Fiscalización, controles en puestos fijos como el acceso al Túnel Subfluvial, en el enlace vial Rosario-Victoria y en otros lugares de acceso a la provincia, como Paso Telégrafo y puesto Brazo Largo; en recorridas fluviales semanales realizadas con la colaboración de Prefectura Naval Argentina y Policía de Entre ríos en distintas zonas y lugares de los ríos Paraná y Uruguay.