El secretario de Agricultura y Ganadería, Lucio Amavet, y su par de Ambiente, Daniela García, se reunieron en el Centro de Convenciones de Villaguay con representantes de empresas avícolas, las integradoras y Senasa.

La apertura de la reunión contó con la presencia del secretario de Hacienda de la municipalidad, Elisandro Van Cauwenberghe, quien dio la bienvenida y expresó el acompañamiento a todas y cada una de las gestiones de ambas Secretarías.

“La actividad se dio en el marco de una decisión política del gobernador Gustavo Bordet y el ministro de Producción, Juan José Bahillo, de trabajar en el territorio con todos los sectores y articuladamente entre las dos Secretarías en un tema que es central para la provincia y está vinculado al ordenamiento de la producción primaria”, explicó Amavet.

En ese sentido agregó: “Continuamos trabajando y esforzándonos en pos de que las actividades como la avicultura, que generan residuos, traten adecuadamente los mismos. El objetivo es avanzar hacia una producción sustentable”.

Precisó que dialogaron sobre cómo hacer más ágil y eficiente el trabajo de las granjas avícolas respecto a la gestión de los certificados de aptitud de impacto ambiental y cómo incorporan distintas técnicas que hacen al tratamiento de la cama de pollo, que resulta central gestionar adecuadamente para cuidar recursos como el suelo y el agua.

“Es un trabajo articulado entre dos organismos provinciales con la intención de apuntalar a los sectores productivos primarios, que generan residuos y efluentes, para que puedan realizar la actividad lo más sustentable posible y con el menor impacto sobre el ambiente”, concluyó Amavet.

Agilidad

Por su parte, la titular de Ambiente, Daniela García, sostuvo que “nos pusimos de acuerdo con los consultores de las integradoras en qué y cómo realizar las presentaciones para que los tiempos se acorten y sean los mínimos indispensables para, desde la Secretaría de Ambiente, poder categorizarlos y evaluarlos”.

Además, indicó que “ellos asumen la responsabilidad de realizar de manera adecuada los trámites, que tienen un orden y un contenido mínimo que hay que seguir”.

Y acotó que, por otra parte, “las empresas integradoras realizarán el asesoramiento requerido por la Secretaría de Ambiente sobre cuestiones que para el granjero son difíciles de abordar cómo es la gestión de los residuos peligrosos, como la cama del pollo y los animales muertos, y que deben tratarse ambientalmente dentro de la granjas”, indicó García.

La supervisora de Senasa, Lorena Perret, destacó que fue “un encuentro con la presencia de todas las partes involucradas, donde dialogamos sobre un certificado provisorio para quienes tienen todo cumplido para poder avanzar en lo vinculado a Senasa”.

En dos meses se realizará un nuevo encuentro con todas las partes.

Encuentro productivo

Guido Giachino, de la planta Tres Arroyos, dijo que fue una “reunión productiva donde se hablaron temas muy importantes desde el punto de vista de los tiempos y las demandas. Pudimos expresar nuestras inquietudes y llegar a un intercambio de ideas y un acuerdo que será muy efectivo en adelante”.

En representación de la planta avícola Bonín Hermanos participó Diego Ahumada, quien valoró que “pudimos avanzar en cuestiones que vienen trabajándose pero ahora con un horizonte más claro. Apuntamos a la gestión adecuada de los residuos y trabajar en educación ambiental con los productores que es un eslabón clave. Y por último agilizar los procesos administrativos”.