En ese sentido, la ministra de Desarrollo Social, Marisa Paira, señaló que “el crecimiento de la pobreza es una problemática que nos ocupa constantemente, y que requiere de una mirada compleja e integral, como siempre lo remarca nuestro gobernador Gustavo Bordet”.

“La pobreza es una problemática que nos demanda transformaciones estructurales, que implica comenzar a trazar ejes en políticas sociales que apuesten a minimizar la brecha de desigualdad y por ende la de exclusión social. El acceso a la canasta alimentaria, el alcance de bienes y servicios en su multidimensionalidad, estableciendo al trabajo como dinamizador de nuestras economías locales, el cuidado hacia la primera infancia, son parte de las respuestas que ya están presentes en nuestros territorios, pero que necesitamos profundizar estructuralmente para hacer frente a los efectos de una pandemia mundial”, aseguró Paira.

“A nivel nacional, el ministro Daniel Arroyo ha mostrado cómo creció la asistencia alimentaria en la que pasamos de 8 a 11 millones de personas contempladas por las prestaciones del Estado. Habría que pensar qué estadísticas estaríamos teniendo si no se hubiesen tomado las decisiones políticas nacionales y provinciales, como la implementación de la Tarjeta Alimentar, el incremento en la Asignación Universal por Hijo y por Embarazo, la implementación del Ingreso Familiar de Emergencia, el Potenciar Trabajo y lo que se está realizando en los comedores comunitarios y escolares, entre otras políticas”, apuntó.

“La conformación de la Mesa Provincial de Argentina contra el Hambre también se suma a estas estrategias, con el objetivo de construir políticas de transformación estructural en materia alimentaria, que contemplen la calidad, la producción y la comercialización de alimentos, poniendo eje en la accesibilidad y la comensalidad en el hogar”, agregó Paira. “Para ello, es indispensable la articulación con los gobiernos locales y las organizaciones de la sociedad civil, conocedores de los territorios y las comunidades en profundidad”.

“En este marco es que, ayer, nuestro gobernador anunció un aumento del 35 por ciento en las partidas destinadas a comedores escolares, el segundo que tenemos en el año y que busca fortalecer la nutrición de las niñas, niños y adolescentes que comen en los comedores de la provincia”, destacó la ministra.

Por último, Paira apuntó: “Somos conscientes de la contundencia de estos números, pero también sabemos que venimos trabajando desde el inicio de este escenario -complejo e imprevisto- para que el deterioro en el tejido social de nuestros territorios sea mitigado. No tenemos dudas de que los abordajes deben ser necesariamente integrales en vistas a revertir las desigualdades que se profundizan”.