Así se definió en la reunión de gabinete que el gobernador Gustavo Bordet encabezó, junto a la vicegobernadora Laura Stratta, este jueves en el Salón de Gobernadores ante las medidas anunciadas por el presidente Alberto Fernández este miércoles.

Tras el encuentro, la vicegobernadora Laura Stratta precisó que "todavía no hay un decreto vigente, y se está a la espera de ese instrumento legal. No obstante eso, hay ciertas cuestiones y consideraciones que la provincia definió como es el garantizar la presencialidad en las escuelas, y el sostener la actividad económica para generar alivio en diversos sectores de la producción, la industria y el comercio", remarcó.

En ese marco, recordó que en la provincia "ya hay una restricción vigente de la circulación nocturna" e indicó que "se profundizará el control del cumplimiento de los protocolos". Adelantó luego que se verá "lo que fija y la discrecional que permite o no a las provincias el decreto presidencial".

Advirtió luego que los contagios no se dan ni en los sectores turísticos y comerciales, ni en las escuelas. "Cuando hay un cumplimiento efectivo de los protocolos, se puede sostener los cuidados esenciales. Lo que sí se necesita es evitar que la curva sea ascendente, y para ello hay que cumplimentar ciertas cuestiones. Por eso se espera el decreto presidencial, pero con las premisas sostenidas por el gobernador Bordet y por el gabinete para transitar este camino".


Consultada sobre los alcances de las medidas, Stratta explicó que "la provincia de Entre Ríos tiene la particularidad de su distribución demográfica, por lo cual la idea es tomar una decisión para toda la provincia con la premisa de presencialidad en las escuelas, el sostenimiento de la actividad económica, la restricción de circulación nocturna como se viene sosteniendo y la profundización de los protocolos en cada una de las áreas e instituciones que se necesiten se cumplimenten. Además, de seguir apelando a la responsabilidad individual y social que es clave en el tránsito de esta segunda ola", remarcó.

En cuanto a los controles, la vicegobernadora insistió en apelar al trabajo en conjunto con los municipios. “Si hay algo que nos ha mostrado la pandemia es la necesidad de articulación entre Nación, provincia y municipios. Los municipios son claves también para acompañarnos en el control, y obviamente la Policía de la provincia ha librado miles de actas. Por eso también, se trató en la reunión de gabinete la posibilidad de tener un encuentro con la Justicia Federal, con las distintas jurisdicciones, para que las actas labradas puedan tener las sanciones correspondientes. La Policía ha hecho muchísimos controles, labrado muchísimas actas, y lo que estamos pidiendo es que haya una correlación entre ese esfuerzo enorme de la Policía, de los municipios y la provincia con los tiempos que tienen la Justicia Federal para actuar en consecuencia", concluyó.

Por su parte, el ministro de Producción, Juan José Bahillo, señaló que "estamos a la espera de la letra precisa y taxativa del decreto a nivel nacional, que fije nuevos horarios y restricciones. Hay que ver en el marco de ese decreto si quedan facultados los gobernadores para algún tipo de flexibilidad o bajo qué criterio".

"Nuestra idea es preservar en la medida de lo posible, salvo que el DNU nos obligue a otra circunstancia, la actividad económica en los diversos sectores productivos que tiene nuestra provincia y dentro de ese criterio también están el sector turístico y el gastronómico", apuntó.

Hizo notar que "hoy tenemos una restricción de circulación de 1 a 6 de la mañana durante la semana, y de 2 a 6 de la mañana los fines de semana; veremos cómo viene redactado el DNU". Recordó que “el DNU es de cumplimiento obligatorio por los gobiernos provinciales y municipales, salvo que deje expresamente facultada alguna posibilidad de discrecionalidad de los gobernadores".

Reiteró que "nuestra premisa es sostener la presencialidad en las escuelas y la actividad productiva y comercial porque no es ahí donde están los focos de contagio. No obstante, si algo nos enseñó la pandemia, es que es una experiencia diversa, compleja y muy dinámica, y seríamos poco cautos si somos demasiado contundentes en nuestras definiciones porque hay que ir viendo la evolución semana a semana".

Luego afirmó que "tenemos contacto permanente con todos los sectores productivos" y dejó tranquilidad de que, "en principio, no vemos ni está en nuestro ánimo restringir la actividad industrial o económica en ninguna de las variantes que tienen las cadenas de valor y sectores productivos de la provincia. Hay que ver cómo se condice esto con determinada restricción a la circulación, que sí puede impactar en algunas de las actividades comerciales o gastronómicas, aunque esperamos que sea en la menor medida posible".

Por su parte, y en cuanto a la decisión de continuar con las clases presenciales, el titular del Consejo General de Educación (CGE), Martín Müller, destacó que “los datos que tenemos son los que nos permiten tomar estas decisiones. Hay una plataforma que se llama Cuidar Escuela, en la cual vamos informando los casos positivos que se van dando y, de acuerdo a ello, solamente hay un 0,12 de casos positivos sobre la masa total de estudiantes; y un 0,79 por ciento de casos positivos sobre la masa total de docentes, lo cual indica claramente que la escuela es un ámbito seguro y cuidado. Lo que hoy debemos hacer ante esta realidad es intensificar los cuidados y los protocolos".

Al ser consultado sobre los paros dispuestos por los gremios docentes, Müller informó que de acuerdo al relevamiento realizado por ese organismo, tanto el miércoles como el jueves, el presentismo docente fue del 60 por ciento.

Una vez más, el funcionario valoró la concurrencia de los docentes a las aulas y el respaldo a la decisión del gobierno provincial de priorizar la educación.
00:00
00:00