Las empresas que pueden acceder al programa, son aquellas que muestran una disminución de producción. Pueden ser empresas, empleadores y ahora trabajadores independientes que no tienen personal a cargo.

Serán subsidiados con hasta 22.000 pesos los siguientes rubros: Gastronomía, Turismo, Transporte, Industrias culturales, Actividades deportivas y de esparcimiento, Comercio de rubros no esenciales y de ramas esenciales pero que en los últimos meses han estado afectados por la caída de la circulación, Peluquerías y centros de belleza

Las empresas pertenecientes a los sectores críticos particularmente afectados por la actual coyuntura cuentan además con la reducción del 100 por ciento de las contribuciones patronales destinadas al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA).

Para poder acceder al programa es necesario que presenten las facturas que se comparará con el año 2019 y la liquidez que tiene al momento de pedir la ayuda, se va a tener en cuenta la inflación.

El trámite es totalmente gratuito y no se reembolsa. No es un préstamo, es un subsidio. El objetivo es cuidar las empresas e industrias nacionales, pero también apoyar a los trabajadores.

Para gestionar el trámite es necesario tener clave fiscal.

Para los salarios devengados de mayo, se abrió la inscripción ayer 26 de mayo y cierra el 1ro de junio.

Los interesados deben ingresar a https://www.afip.gob.ar/medidas-de-alivio/medidas/repro-II/requisitos.asp