Con el objetivo de poder garantizar el servicio de agua potable a través de la nueva planta compacta que se encuentra en la ciudad de Colón, por estas horas y días se trabaja a destajo por parte de la empresa contratista para poder cumplir con tal cometido.

Cabe destacar que la obra de la planta fue finalizada recientemente pero aún el gobierno municipal no cuenta con el trámite de recepción definitiva. La ciudad, que también cuenta con la planta anterior, ha sufrido inconvenientes en el transcurso de los últimos días en materia del servicio básico asociados al consumo de los habitantes en la temporada estival y la llegada de turistas, pero las gestiones de OSER junto al contratista Organización Industrial Construcciones S.A. hacen que el servicio se pueda reestablecer lo antes posible.

“La nueva toma de agua de Colón cuenta con dos cañerías de impulsión. La misma tuvo inconvenientes en una de las bombas impulsoras, por lo que se procedió a la entrega del service oficial para su revisión”, explicó Luis Trupiano, director de OSER. “El pasado lunes, 4 de enero, dicha bomba fue entregada a la empresa contratista, siendo colocada y puesta en funcionamiento” agregó.

“Cabe destacar que en la segunda cañería de impulsión se está procediendo a reparar el desplazamiento de la cupla, la cual generaba pérdidas, impidiendo su correcto funcionamiento. Las tareas serán finalizadas este miércoles”, indicó el funcionario provincial.

Es importante destacar que la planta de agua cruda compacta en dicha ciudad de la costa del Uruguay “está operativa”. “Se han reemplazado materiales complementarios, equipos dosadores de cloro, agitadores, etc. A la fecha se están realizando ajustes finales a la dosificación para bajar los valores de turbiedad al agua potable. Esto demandará, aproximadamente, un término de 15 días de trabajo”, finalizó Trupiano.

(Prensa Ministerio de Planeamiento, Infraestructura y Servicios)