El gobierno provincial lo hace a través del Ministerio de Salud.

El Ministerio de Salud, a través de la Dirección General de Prestaciones, transfirió en lo que va del año un total de 208.963.223 pesos para financiar tratamientos farmacológicos de alto costo y así como también, a los hospitales de la provincia, para la cobertura de aquellas indicaciones médicas realizadas a pacientes sin ningún tipo de seguridad social. Estas gestiones posibilitan acceder a diferentes medicamentos para tratar, prevenir o desacelerar las enfermedades graves.



En este sentido, se derivaron 121.403.161 pesos para financiar las Prestaciones de Alto Costo y Baja Incidencia (PACBI), que incluye a pacientes sin seguro social (cobertura a cargo de la provincia) y aquellos con el beneficio del Programa Incluir Salud. Dentro de estas prestaciones están comprendidos los medicamentos más complejos para enfermedades reumatológicas, esclerosis múltiples, fibrosis quística, oncológicos en estadios avanzados, entre otros.



Por otro lado, 62.665.147 de pesos se utilizaron para cubrir la demanda de los tratamientos de patologías crónicas, permanentes e irreversibles, de mediana complejidad, como por ejemplo medicación específica para atender requerimientos de enfermedades psiquiátricas, neurológicas, cardiacas, entre otras.



Finalmente, la partida que se destinó al Banco de Drogas de la Provincia durante lo que va del 2021 incluyó un total de 24.894.915 pesos. Este dinero se utiliza en su mayoría para la compra de medicamentos oncológicos.



En esta línea, la titular de la Dirección General de Prestaciones, Andrea Nassivera, detalló: “Dentro del universo de prestaciones nosotros tenemos distintas vías administrativas por las cuales le financiamos a la red sanitaria provincial diversas prestaciones. Una son los tratamientos farmacológicos de alto costo”.



Y especificó: “Nosotros tenemos un padrón de pacientes que tienen indicado este tipo de tratamientos, mientras los hospitales mensualmente nos mandan los pedidos médicos, desde la cartera remitimos los fondos necesarios para su adquisición”.



Finalmente, cabe destacar que durante el 2020 se destinaron en total 356.488.469 pesos. Para las Prestaciones de Alto Costo y Baja Incidencia (PACBI) se giraron 162.423.089 pesos, incluidos pacientes sin seguridad social (61.681.012 pesos) y beneficiarios de Incluir Salud (100.742.077 pesos).



En tanto que 114.220.383 pesos fueron transferidos para la cobertura de las partidas del Banco de Drogas y, los tratamientos de enfermedades crónicas permanentes e irreversibles de mediana complejidad, recibieron 79.844.997 pesos.